Albóndigas con tomate sin gluten, ¿quien puede resistirse?

Hoy os traemos una deliciosa receta de albóndigas en tomate apta para celiacos que no dejará  indiferente a nadie. El tener que comer sin gluten no significará nunca más privarnos de las cosas que mas nos gustan. Lápiz y papel, ¡que empezamos!

Los ingredientes que vamos a necesitar para hacer nuestras albóndigas serán:

● 100 g de carne de cerdo picada
● 100 g de carne de ternera picada
● 1 diente de ajo
● Una cebolla pequeña
● 2 huevos
● Perejil picado
● 1/2 vaso de vino blanco
● Tres cucharaditas de pan rallado sin gluten
● Harina sin gluten
● Aceite de oliva
● Sal

Para la salsa:
● Una cebolla
● Una zanahoria
● 1 pimiento verde italiano (alargado y más delgado)
● 1/2 pimiento rojo
● 1 puerro
● 1 l de caldo de carne (si es preparado, ver lista de alimentos)
● 2 cucharadas de maicena
● 100 ml de salsa de tomate
● Guisantes frescos o congelados

albóndigas

El modo de preparación es muy sencillo. Primero empezaremos picando la cebollita para después saltearla. Depositaremos en un bol la carne picada con todos los ingredientes mezclandolos poco a poco, siendo importante añadir el pan rallado en último lugar. De toda esta mezcla nos resultará una masa de carne que no debería ser muy gruesa..

Dejamos reposar la mezcla durante unos 20 minutos para a continuación comenzar a amasarla en forma de pequeñas bolitas que serán nuestras futuras albóndigas. Prepararemos un plato con harina sin gluten para rebozar nuestras albóndigas y así freírlas en una sartén con aceite de oliva.

Una vez hecho ésto será el momento de la salsa. Rehogaremos las verduras destinadas a ésta previamente cortada en pequeños trozos hasta que queden doradas. Una vez las tengamos listas añadiremos las albóndigas y las dejaremos al fuego durante aproximadamente unos veinte minutos a una temperatura no excesivamente alta.

Pasado este tiempo depositaremos la salsa de tomate y el caldo y los dejaremos al fuego todo junto durante otros 20 minutos.

Cuando hayan pasado 15 minutos de esos 20 será el momento de añadir los guisantes. Si deseamos darle espesor y consistencia  a nuestra salsa un buen método será añadir  aun poco de maicena disuelta en agua fría.

¡Y Voila! Nuestra receta estará lista para consumir. ¡Que la disfrutéis!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.