Alergia al níquel y su relación con la alimentación

La alergia al níquel es relativamente común y se caracteriza por sufrir distintos tipos de reacción al contacto de la piel con monedas, bisutería, objetos de metal, etc. Pero este mineral no solo está presente en objetos, también se encuentra en alimentos y utensilios utilizados para cocinar. Por este motivo es importante conocer cuando se tiene alergia al níquel cuál es su relación con la alimentación.

Alergia al níquel en la alimentación

El níquel es un mineral muy utilizado en todo tipo de industria, incluida la alimentaria. También se utiliza en la fabricación de utensilios de cocina, e incluso ciertos productos lo contienen de manera natural.

alergia al níquel

Cuando una persona es alérgica al níquel y toca algo que contenga este mineral, la zona de contacto enrojece, se inflama, pica mucho y se produce un eczema.

¿Pero qué ocurre cuando el níquel es ingerido?

Pues sucede que al igual que se presenta dermatitis de contacto cuando se toca, si se ingiere también puede producir una serie de síntomas como son: urticaria en todo el cuerpo, inflamación del abdomen, naúseas, cansancio, etc. Síntomas muy comunes en las intolerancias alimentarias.

Por tanto, para prevenir estas reacciones es recomendable conocer qué alimentos y utensilios de cocina contienen este mineral y de este modo ir anotando en un diario cuándo son ingeridos y si provocan reacción. Si esto sucede, lo más conveniente es evitarlos durante un período de tiempo y volver a introducirlos poco a poco.

En los alimentos encontramos una gran cantidad de ellos que poseen níquel en mayor o menor medida. Citaremos los que tienen una concentración más alta, como son el tomate, lechuga, espinacas, col, puerro, cacao, chocolate, mariscos, algunos pescados como el salmón y el arenque, determinados frutos secos como cacahuetes, nueces, avellanas y almendras. Algunos cereales como el trigo sarraceno, avena, mijo o maíz también lo tienen presente. Por último, ojo con las legumbres como alubias y judías. Algunas frutas también pueden ser peligrosas, caso de la piña, pera, higos, ciruelas, etc.

Evitar en la medida de lo posible las conservas y los alimentos que vayan en lata. Al igual que es muy importante ir con cuidado a la hora de adquirir utensilios de cocina como sartenes, espátulas, raseras, cacerolas, etc. Comprobar que en su composición no aparece el níquel.

alergia al níquel

En igual medida, si se va tomar algún complejo vitamínico, observar la composición por si lo contiene o consultar con el farmacéutico.

Para ayudarte en tus alergias e intolerancias, ofrecemos nuestra QuéBox. Esta caja maravillosa te facilita la vida y es una gran ayuda para comprar alimentos más sanos y saludables. Todos ellos se realizan con una cuidada selección de ingredientes naturales.

Como se puede comprobar, este mineral es un elemento muy presente en la alimentación, por lo que resulta muy complicado evitarlo. Por este motivo, lo más conveniente es revisar bien los etiquetados y actuar con precaución si tienes alergia al níquel.

Fuente | Mayoclinic

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Un Commentario

ILDEFONSA SÁNCHEZ CARO

Soy Dietista-Nutricionista y estaría interesada en conocer todos los productos que salgan al mercado libres de gluten y Lactosa

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.