“Precaución con la alergia” Nueva campaña europea

Una alergia alimentaria es, por un lado, el molesto pan de cada día de muchas personas; por otro, una rareza incomprensible para quien tiene la suerte de no sufrir ninguna. En los colegios, concretamente, es imprescindible disponer de precaución con la alergia, que el profesorado sepa cómo actuar ante ellas en este  tipo en niños, más débiles que una persona adulta. Eso reclaman los alergólogos.

colegioMás concienciación y más formación. Eso pide una campaña europea (“Cuidado con la alergia”) sobre las alergias alimentarias en centros escolares que se pueden manifestar en niños en los colegios, a la que se ha sumado la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP). Si un niño reacciona ante un alimento, es importante que los profesores y el personal no docente de los colegios sepan cómo reaccionar, y eso pasa por una mayor formación.

Según la SEICAP, uno de cada 20 niños españoles sufren hoy día alergia a uno o más alimentos, la principal causa de la anafilaxia, y muchos de ellos se alimentan en el comedor escolar. De hecho, un estudio de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica advierte que entre un 10% y un 18% de las reacciones alérgicas alimentarias ocurren en el entorno escolar. La misma asociación revela que las hospitalizaciones infantiles por una reacción alérgica severa se han multiplicado por siete en los últimos diez años.

La campaña sugiere que los menús escolares exijan más información sobre los alérgenos de los alimentos a sus proveedores para evitar episodios no deseados.

Precaución con la alergia: prevención con formación

Solo un 40% de los niños con alergias alimentarias tienen un ‘kit’ completo de emergencia en los  centros escolares. Asimismo, dos tercios de los menores y sus cuidadores no saben cómo se utiliza un inyector de adrenalina.

Por eso, la prevención pasa por una mayor formación y por una mayor previsión de materiales necesarios. Un pediatra alergólogo del Hospital General Universitario de Alicante sostiene, en unas declaraciones a la Agencia EFE, que todos los centros escolares deberían tener adrenalina y, evidentemente, saber cómo administrarla. Es sencilla y barata y “puede salvar vidas”.

Por supuesto, también es tarea de los padres informar al centro de las posibles alergias alimentarias que sufran sus hijos. Estas alergias afectan a la calidad de vida de los menores, pudiendo llegar a provocar episodios de angustia, depresión y estrés, lo que puede alterar gravemente las relaciones sociales del niño en el centro escolar, así como con su familia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.