Celíacos y veganos, ¿en busca de la proteína perdida?

Una de las principales preocupaciones cuando se sigue una dieta vegana es el correcto y suficiente consumo de proteínas, y si además se une la condición de la enfermedad celíaca. Por lo tanto, para celíacos y veganos puede convertirse en algo complejo que a la larga puede terminar pasando factura en forma de carencias nutricionales.

Por ello hoy en nuestro blog Que Puedo Comer os indicaremos aquellos alimentos ricos en proteínas y aptos para todos aquellos celíacos veganos o veganos celíacos.

Celíacos y veganos

Las proteínas son aquellos nutrientes esenciales y fundamentales en el correcto funcionamiento de nuestro organismo, siendo imprescindibles para el mantenimiento de tejidos musculares y huesos entre otros, por lo que en este caso, el consumo de la cantidad adecuada de alimentos con proteínas supondría la base para una nutrición sana.

A pesar de que una dieta vegana pudiera presentar una necesidad proteica algo superior debido a la menor riqueza de algunas proteínas vegetales, y a que la dieta sin gluten pudiese perjudicar si consistiese en la exclusión en vez de en la opción, si la ingesta de alimentos ricos en proteínas se lleva a cabo de manera controlada basándose en el consumo variado y no en la supresión, esa intensa búsqueda del tesoro conocido como salud no debería suponer mayor problema.

Entre los alimentos que más proteínas aportan en una dieta vegana, aptos para celíacos y veganos , destacan los siguientes:

  • Las legumbres; garbanzos, judías, lentejas y guisantes aportan tanto proteínas como fibra.
  • La soja y derivados; siempre y cuando no se presente alergia a la misma, su consumo es muy beneficioso no solo por la aportación de proteínas sino por su labor de ayuda a reducir el nivel de colesterol. Actualmente el tofu está cobrando cada vez más notoriedad y poco a poco comienza a hacerse más presente en nuestras cocinas.
  • Verduras y hortalizas; espinacas, col, berros, pimientos, tomates, acelgas, patatas, cebollas, apio, zanahorias, espárragos, coliflor, brócoli y alcachofas aportan proteínas, calcio y ácido fólico.
  • Semillas; de calabaza y de girasol.
  • Frutos secos; Al igual que en el caso de la soja, si no se es alérgico, suponen una de las fuentes vegetales que más proteínas ofrece. Nueces, cacahuetes, almendras y avellanas encabezan los primeros puestos. Es importante que miremos bien su etiquetado para descartar que contengan gluten o trazas ya que en muchos casos son tostados o se presentan con algún sabor añadido.
  • Ácido graso Omega-3; Encontrado en las semillas y aceite de lino, producto muy usado en ensaladas y verduras, y fundamental en la elaboración de pan y repostería. Se recomienda más el consumo de las semillas molidas o en forma de harina. No contienen gluten, y asegurándonos de que el proceso de producción es 100% seguro y no presenta riesgo de trazas de alérgenos se considera apto para celíacos.
  • Cereales; si en este punto estuviésemos hablando tan sólo de la dieta vegana incluiríamos muchos más, pero al estar enfocando este tema con la enfermedad celíaca nos limitaremos a nombrar aquellos aptos. Así pues, el maíz, el arroz (aunque presente menor cantidad), la quinoa, el amaranto o el mijo serían las mejores apuestas para el consumo de proteínas. Todos ellos aptos y saludables.

Es importante entender la relevancia que tiene una buena alimentación de cara a evitar posibles deficiencias de proteínas que podrían causarnos desde pérdida de masa muscular hasta implicaciones en el sistema inmunológico.

Como veis hoy día seguir una dieta de celíacos o veganos no supone una elevada complicación siempre y cuando seamos conscientes de que la palabra dieta no supone quitar y no poner, sino obtener de otros recursos, porque como dice el refrán…”Beber y comer, buen pasatiempo es”.

vegetables-594175_1280
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

3 Commentarios

Alejandro

Espléndido artículo, sin duda una nueva manera de entender la cultura gastronómica en quienes nos debemos a otros “estilos” alimenticios, bien sea por vocación o por imperativos de genética. Enhorabuena y os animo a seguir en esta línea editorial.

Reply
Yocomodetodo

Enhorabuena, un artículo muy completo para todo aquel que necesite suplir las carencias que implica una dieta vegana. Quizás otro día podríais hablar sobre la nueva moda de comer sin gluten en personas que no son celiacas. Un saludo

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.