Celiaquía refractaria, ¿de qué se trata?

La celiaquía refractaria se presenta aproximadamente en un 2% dentro de los celiacos. Es la manifestación mas grave de esta enfermedad. Hoy os explicamos mas sobre esta patología.

La celiaquía refractaria la sufren personas que ya han sido diagnosticadas de celiaquía pero que sin embargo no mejoran con un dieta libre de gluten, y que además corren el riesgo de desarrollar otras tipologías de enfermedades.

Este tipo de patología suele ser muy poco común y cuando aparece es fundamental que se produzca un diagnostico temprano para así poder categorizar el tipo determinado de ésta que sufre el paciente. El tiempo mínimo que estiman los especialistas para confirmar la celiaquia refrectaria son doce meses, si tras este tiempo realizando una estricta dieta sin gluten el paciente no responde ni tan siquiera mejora minimamente entonces nace la sospecha de padecerla.

Diet radisson
Banner esgir

Este tipo de celiaquía a pesar de no ser muy frecuente es el mas peligroso de todos, de ahí que hablasemos de que es muy importante detectarla de manera rápida para asi poder distinguir ante que tipo nos encontramos:

-Tipo I, una enfermedad menos grave

-Tipo II: en este caso el paciente requerirá un mayor control sobre su dieta e incluso se verá obligado a medicarse. En este supuesto pueden desarrollarse enfermedades mas graves como es un linfoma.

celiaquia refractaria

No obstante, hay que tener en cuenta que en algunas ocasiones los celiacos pueden no presentar mejoras llevando una dieta libre de gluten a consecuencia de otras patologías, entre las que destacan: linfoma intestinal, insuficiencia pancreática,  sobrecrecimiento bacteriano intestinal, intolerancia a otros alimentos como lactosa o fructosa, incumplimiento de la dieta de manera habitual…

Si aún habiendo descartado completamente cualquier patología posible, nuestro organismo continua sin presentar una respuesta ante la falta de gluten y se puede diagnosticar celiaquía refractaria de manera eliminatoria. Y es que para ser francos el diagnóstico de celiaquía refractaria es bastante complejo porque entre otros muchos motivos, el número  de personas que padecen este tipo de celiaquía es muy escaso.

Entre las pruebas diagnósticas de celiaquía refractaria se encuentran el análisis de las células del material genético del tejido que se extrae en una gastroscopia. Este paso ayudará a los especialistas a determinar si se trata de una celiaquía refractaria Tipo I o tipo II. Si nos encontraramos ante una celiaquía refractaria tipo II no debe cundir el pánico ya que se han producido  importantes adelantos en cuanto a tratamiento en los últimos años.

Lo más importante sin duda alguna es estar siempre bien supervisados por profesionales médicos y no esperar ni un sólo segundo si tenemos la más mínima duda.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.