Como conservar el pan sin gluten por mas tiempo

A pesar de que el pan sin gluten casero puede permanecer en buen estado algo más tiempo que el pan con gluten, nunca está de mas conocer algunos trucos que nos permitan alargar aun mas la vida de éste.

Pequeños detalles en la cocción, composición, o incluso hasta en la forma de cortarlo, nos ayudarán a que nuestro pan sin gluten conserve su frescura durante un periodo mas largo de tiempo. Os contaremos algunos truquillos así que, ¡tomad nota!

Uno de los remedios mas populares para alargar la frescura de este alimento es utilizar mantequilla o cualquier tipo de grasa en la elaboración. Otro muy conocido entre los cocinillas es el empleo de ácidos anti-mohos como el absórbico (vitamina C) ya que no es dañino para nuestra salud y además es bastante eficaz a la hora de prevenir la aparición de moho. Cualquier pan casero (con o sin gluten) no lleva ningún tipo de conservantes, lo que lo hace mas vulnerable en cuanto a la duración, por eso cualquier medida que toméis será siempre bien recibida.

pan

Muchas personas utilizan la goma Xantana para evitar que el pan se les desmigue con facilidad, pero al hacerlo ignoran que también están provocando que el pan se ponga duro de manera más rápida a la que lo haría sin la utilización de este ingrediente.

Otro de los trucos mas comunes es el de poseer el don de la paciencia. Somos conscientes que el aspecto apetecible que presenta un pan recién hecho es casi inevitable a la hora de deborarlo, pero si dejamos que nuestro pan se enfríe lo agradeceremos a la larga en su conservación. No hablo de unos minutos, sino de horas, hasta que nuestra preparación esté completamente asentada y fría, sólo así evitaremos que nuestro pan resulte un poco pringoso.

También os decíamos al principio del post que la manera en la que cortemos el pan influye, pero , ¿que quiere decir esto?. Es tan sencillo cómo que si partimos mas rebanadas de las que vamos a necesitar las perderemos de manera mas breve, ya que endurecerán y secarán más rápido que el resto que queda sin cortar.

 

pan 1

Al igual que a la hora de cortarlo,también os aconsejamos que a la hora de almacenarlo seáis muy cautelosos. Utilizad un cuchillo para dividirlo en rebanadas para después guardarlas de manera independiente en el congelador en bolsitas de plástico. A la hora de descongelarlo estas piezas de pan estarán frescas.Para descongelarlo no lo hagáis de cualquier manera, sino que deberéis no hacerlo de golpe, es decir, sacarlo con tiempo de antelación para que rompa la cadena de frío de manera natural a temperatura ambiente. Si no tenéis suficiente tiempo para hacer ésto, os aconsejamos que paréis el microondas cada siete u ocho segundos como mucho durante el tiempo total que lo tengáis dentro, de este modo evitareis que se cocine.

Espero que os hayan servido nuestros consejos ya que sería una pena que después del esfuerzo de realizar nuestro propio pan lo echáramos a perder enseguida.

 

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.