Harina de coco (Elaboración sin gluten)

Harina de coco

En los últimos años, el coco ha ido ganando adeptos por sus múltiples propiedades beneficiosas para la salud. Si eres intolerante al gluten, la harina de coco es un perfecto sustitutivo para no renunciar a las recetas que se pueden hacer con harina de trigo. En este artículo aprenderemos sus propiedades y cómo hacerla.

Cómo hacer harina de coco (sin gluten)El coco se emplea para hacer bebidas para deportistas o incluso para hacer mantequillas. Su versatilidad culinaria es tremenda y aporta su característico y delicioso sabor a las recetas. Todo esto, unido a sus beneficios para la salud, han hecho que cada vez se vendan más cocos y se comercialicen más productos derivados de él.

Uno de ellos, la harina de coco, no puede faltar en la cocina de una persona con intolerancia al gluten. La harina de coco se puede utilizar para todo tipo de recetas: para hornear pan, hacer rebozados, espesar sopas o para hacer salsas. Además, tiene un alto aporte en fibra (50%), pocos hidratos de carbono y alto contenido en proteínas vegetales (19%).

En cuanto a los beneficios de la harina de coco, son amplios: favorece el buen funcionamiento del corazón y del sistema inmunológico, mejora el proceso digestivo, ayuda a la absorción de vitaminas y minerales, ayuda a desintoxicar el organismo y contribuye a mantener unos niveles saludables de colesterol. Además, no tiene gluten, por lo que es ideal para personas celíacas.

Si te ha convencido, no te pierdas la sencilla receta para hacer harina de coco.

Ingredientes (para hacer unos 75 gramos de harina)

-Un coco grande.

Elaboración

En primer lugar, debemos extraer el zumo del interior y triturar la pulpa del coco. A continuación la vertimos sobre una bandeja de horno y la esparcimos conformando una fina capa.

Después introducimos la bandeja en el horno, que debe estar a una temperatura de 60 grados centígrados. La dejamos haciéndose al calor unas dos o tres horas. Mientras esté en el horno no podemos desentendernos, ya que hay que vigilar y remover la ‘pasta’ con frecuencia. Sabremos que el proceso ya ha concluido cuando veamos que la mezcla está seca; entonces apagamos el horno y dejamos que se enfríe. Por último, cuando ya esté frío, trituramos la pasta con un molinillo de café o con una Thermomix si la tienes. ¡Y ya está lista la harina de coco!

Recuerda que debemos conservar esta harina en el frigorífico hasta que la utilicemos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.