Alérgenos en los alimentos: Dos dispositivos para detectarlos

Las personas con alergias o intolerancias alimentarias deben leer toda la letra grande y pequeña de los ingredientes que contienen los productos que compran. Cualquier aviso de contener trazas de frutos secos o de lactosa pueden hacer que se manifiesten las alergias. ¿Te imaginas un aparato que detecte los alérgenos en los alimentos?

detector-alergia-alimentos

Dado el incremento notable de personas con alergias alimentarias a nivel mundial en los últimos años, se hace cada vez más necesario un control eficaz y seguro de la presencia de alérgenos en los productos que compramos. Para ello, descubrimos dos sensores que están trabajando los investigadores: uno, para el consumidor; otro, para la industria alimentaria.

Alérgenos en los alimentos: Dispositivo por 150 euros

6SensorLabs es una ‘startup’ que trabaja en un dispositivo que sea asequible para que las personas alérgicas determinen con fiabilidad si pueden ingerir el alimento que tienen delante sin tener que preocuparse por futuras reacciones.

Para empezar, el primer alérgeno que detectará este sensor, que comenzará a comercializarse por menos de 150 euros, será el gluten, para ayudar a celíacos. Si el aparato tiene éxito, lo extenderán a otras intolerancias.

Sensor para la industria

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial de Argentina lo ha creado. Se trata de un biosensor portátil que detecta las proteínas que producen alergia en los alimentos y que podrá conectarse a dispositivos móviles. Su precio inicial oscilaría los 1.000 dólares (algo menos en euros), por lo que está destinado en un principio a la industria alimentaria, que hasta ahora solo contaba con el mecanismo de los test ELISA, más caros.

El sensor, según han difundido diversos medios de comunicación, consta de un receptor biológico muy eficaz, capaz de detectar entre 0 y 10 partes por millón de caseína de leche, por ejemplo. El receptor tiene un anticuerpo que detecta el alérgeno que causa la hipersensibilidad, lo cual se convierte en una señal cuantificable que después recoge un aparato electrónico para procesarlo y mostrarlo.

Habrá que esperar hasta 2016 para que este sensor llegue de facto a la industria alimentaria. Los investigadores han recordado que siete alimentos causan más del 90% de las reacciones alérgicas del mundo: la leche, los huevos, el pescado, los crustáceos, los frutos secos, la soja y el trigo.

Gracias a la eficacia del sensor, la industria podrá garantizar con plena confianza que los alimentos estén libres de alérgenos en todos los eslabones de la producción. Con esta precisión se descarta, por ejemplo, que haya suciedad del alimento con alérgenos en la maquinaria que lo trata.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.