El chocolate, un placer sin gluten y sin lactosa para la memoria

Hay pocas cosas en el mundo tan ricas como el chocolate y más si se trata de un placer sin gluten y sin lactosa detractoresSin apenas, este dulce cuenta con múltiples propiedades tales como su posible empleo en el tratamiento de la diarrea, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y riesgo de ictus gracias a sus compuestos antiinflamatorios, o incluso el llegar a hacernos sentir bien si estamos algo bajos de ánimo, pero si además protege y mejora la memoria entonces podemos asegurar que buscarle desventajas podría llegar a ser misión imposible.

¿Quieres saber más?, pues ponte cómodo con una buena taza de chocolate al lado y sigue leyendo, porque hoy en nuestro blog de Que Puedo Comer te vamos a dar una buena razón para que su consumo, siempre de manera controlada y moderada, un placer sin gluten y sin lactosan que pasa de ser un pecado a ser un verdadero deleite.

Placer sin gluten y sin lactosa

Siempre hemos considerado este alimento como un dulce de posibilidades casi infinitas debido a su versatilidad en la cocina, pero un reciente estudio llevado a cabo por el profesor Adam M. Brickman de la Universidad de Columbia en Nueva York (EEUU), afirma que el papel de este manjar va más allá de la satisfacción culinaria al exponer que los beneficios de su moderado, pero asiduo, consumo puede llegar a provocar determinados cambios cerebrales relacionados con la memoria.

Esta investigación, publicada en la revista Nature Neuroscience, considera que el chocolate, rico en flavonoides (pigmentos naturales que protegen de daños a nuestro organismo), podría prevenir e incluso revertir el proceso de deterioro de la memoria.

Para ello, Brickman trabajó durante tres meses con un grupo de voluntarios de edades comprendidas entre los 50 y los 69 años, periodo en el que comienza a surgir este daño natural y diferenciado siempre del provocado por la enfermedad del Alzheimer. A una parte les proporcionó a diario una bebida rica en flavonoides (900 miligramos), y a la otra una con menor cantidad (10 miligramos). Todos ellos se realizaron pruebas de resonancia magnética al empezar y al finalizar el estudio dando lugar a resultados muy positivos en uno de los grupos; el que había consumido mayor cantidad de flavonoides.

En sus imágenes se apreciaba que en una zona concreta del cerebro donde se originan los recuerdos, llamada giro dentado, se había experimentado un mayor aporte sanguíneo, y, por lo tanto, más nutrientes. “Debido a todo esto existe un mayor registro de actividad metabólica, hecho que favorece el proceso de memorización”, explica el profesor Brickman, que sostiene, junto a esto, que para obtener este tipo de resultados no sería necesario consumir grandes cantidades de chocolate, hecho que podría incluso ser perjudicial por su contenido de azúcares, sino poca cantidad pero eligiendo siempre la variedad de chocolate negro que mayor contenido de cacao presente (mínimo un 70%), quedando excluidos el chocolate blanco y el chocolate con leche.

Actualmente podemos encontrar en el mercado muchos chocolates negros aptos para celíacos e intolerantes a lactosa, así que ya sabéis, en este caso, las cosas claras y el chocolate… negro.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

- 45%

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.