Apio : principales características que le distingue

Cierto es que el apio siempre ha creado mucha controversia. Bien porque sus defensores alaben su textura y sabor en los platos, o su capacidad para enriquecer las bebidas que acompaña como el zumo de tomate y los cócteles, bien porque los que no soportan su sabor no entienden que alguien quiera ponerlo en una ensalada y lo dejan apartado cuando lo sirven en forma de crudité acompañando a un queso cremoso, este vegetal no crea indiferencia.

El no tan inocente apio…

Características del apio

Pero gustos aparte, resulta que el apio es uno de los alimentos que más alergias alimentarias despierta, existiendo, actualmente, un elevado e increíble porcentaje de personas que lo excluyen de su dieta por temas más importantes y serios que el “me gusta, no me gusta”. Y lo de increíble lo decimos porque en nuestro país, donde la incidencia de esta alergia es menor (las alergias inciden de manera diferente según las zonas geográficas), no es precisamente protagonista en los post que hablan sobre intolerancias o alergias relacionadas con la comida, pero en países como Suiza o Francia sí, ya que del total de personas con alguna alergia alimentaria, entre un 30 y un 40% lo son al apio. Sabiendo esto, quizá sea importante prestarle, aunque sea por un día, la atención que se merece.

El apio es quizá uno de los alimentos que más aparece en la lista de ingredientes de muchas salsas, incluyendo el universal ketchup, y que viene destacado como alérgeno al estar incluido en la lista regulada por las autoridades sanitarias sobre ingredientes susceptibles de provocar alergia o intolerancia alimentaria (el ya conocido “anexo II” que comentamos en post anteriores). Su presencia en muchos alimentos hace necesario advertir de la necesidad de confirmar cualquier sospecha que se tenga sobre la posible alergia que uno haya podido desarrollar al apio, acudiendo a nuestro médico para realizarnos las pruebas pertinentes.

¿Y qué hacer cuando se confirma que somos alérgicos a este vegetal? Pues lo mismo que en cualquier otro caso de alergia alimentaria; poner nuestro caso en manos de un profesional que nos dé las pautas a seguir y, por nuestra parte, siempre prestar mucha atención a la lista de ingredientes (recordemos que el apio es un ingrediente que pasa desapercibido en muchos alimentos preparados).

Es muy importante tener en cuenta todos los posibles riesgos que conlleva una alergia y convertirlos en opciones seguras, por ello, es fundamental, en caso de duda, contrastar siempre la información sobre un alimento, exigir esa lista que siempre ha de estar disponible para el consumidor cuando compramos productos a granel, y, ante todo, hacer caso omiso a los muchos rumores que podemos encontrar (como el que dice que al cocinarlo deja de provocar alergia, lo que es completamente falso) y acatar todas las indicaciones de los médicos y especialistas que cuenten con formación demostrable en estos temas.

Y vosotros, ¿qué opináis sobre este vegetal?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.