¿ La alergia es cosa de hermanos? Descúbrelo en esta entrada

La alergia

Hablar de alergias es hablar de herencias, genes y disposiciones familiares… De manera que hablar de la alergia supone una pequeña preocupacion para nosotros ¿Hasta ahora?

Muchas son las preguntas que han surgido a raíz de un estudio, aún por confirmar, que parece demostrar que sólo 1 de cada diez hermanos de un niño con alguna alergia alimenticia, la padece también. Se trata de una investigación llevada a cabo en la Universidad de Northwestern, Illinois, y en realidad lo que trata o persigue es el marcar una pauta a la hora de realizar las pruebas diagnósticas a hermanos de niños que presentan alergias (confirmadas) a algún alimento.

Lejos de desaconsejar una especial atención en la alimentación de niños con clara predisposición genética a padecer alguna alergia alimentaria, el estudio viene a demostrar que las pruebas usadas a modo de predicción carecen de validez. Es decir, utilizar la prueba de reactividad a un alimento antes incluso de introducirlo en la dieta carecería de fiabilidad suficiente.

Según  la Doctora Ruchi Gupta, alergóloga y principal responsable del estudio, “Con demasiada frecuencia, se da por sentado que si un hijo de una familia tiene una alergia a los alimentos, hay que evaluar esas alergias en los demás hijos”. Y añade, “Si no ha habido una reacción, las pruebas de las alergias alimentarias pueden proveer falsos positivos, como vimos en nuestra investigación”.

Siempre según el estudio, pendiente de revisión, estos falsos positivos consistían en una especial sensibilidad a los alimentos que provocaban la alergia en sus hermanos pero que no llegaban a ser motivo de alergia en los niños estudiados. Así pues, los falsos positivos podían suponer la eliminación de un alimento en un niño antes incluso de su introducción en su dieta y, por tanto, antes de comprobar cualquier tipo de reacción posible.

Según los resultados obtenidos, los expertos aconsejan usar las pruebas de alergias como confirmación de un diagnóstico previo, al que se haya llegado por la manifestación de alguna reacción a los alimentos “sospechosos”. Si bien es cierto que hay enfermedades como la celiaquía, en la que la genética es determinante y las manifestaciones de la enfermedad algo más complicadas de verificar, en otros casos parece mejor esperar a que se dé el problema antes de poner una solución que quizá, y parece ser que en muchos casos, es innecesaria.

Lo que está claro es que este estudio no dejará indiferente a nadie y generará gran controversia.

Y vosotros, ¿qué opináis acerca de esta, hasta ahora, teoría?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

- 45%

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.