La enfermedad celíaca no es un mito para la sociedad

Si eres celíaco o intolerante al gluten, leerás este post con otros ojos porque hoy, en QuéPuedoComer, vamos a ver los mitos que se vienen repitiendo sobre el gluten y las supuestas ventajas de eliminarlo de la dieta cuando no se padece la enfermedad celíaca.

La enfermedad celíaca

Quizá lo primero sea tratar de explicar de dónde procede la creencia de que eliminar el gluten es algo de lo más beneficioso para la salud.

Y es que, antes incluso de que fuera tan conocida la enfermedad celíaca y antes de que las pruebas para detectar la celiaquía incluyeran test genéticos y biopsias intestinales, el único criterio diagnóstico utilizado eran los análisis de sangre que hoy en día, según sabemos por los profesionales, no son del todo fiables para descartar esta enfermedad. Esto ha supuesto, que en muchos casos, se diesen falsos negativos en personas que, al eliminar el gluten, mejoraban increíblemente. Algo que condujo a pensar que el gluten era dañino por naturaleza se padeciese o no la enfermedad celíaca.

Este hecho provocó una creencia generalizada consistente en que si se eliminaba el gluten, aun no siendo celíaco, se notarían las mismas mejorías que en caso de padecer esta enfermedad, y, la moda estalló y se propagó rauda y veloz por las redes sociales.

¿Queréis saber cuáles fueron (y son) algunos de esos mitos?

El gluten engorda, así que eliminando el gluten, se adelgaza: En primer lugar es necesario especificar que lo que engorda o no, no es el gluten en sí, sino el cereal en el que está presente. Por eso, deberíamos plantearnos si el trigo, la cebada, la avena o la malta engordan y no la proteína. En una dieta equilibrada, en la que estos cereales están presentes, no deberían suponer un mayor aporte calórico. Sin embargo, si se abusa de pastas, panes, bollería a base de harina de trigo, y demás, su eliminación, por tanto, si ayudaría a bajar de peso. Pero no es consecuencia de eliminar el gluten si no de evitar el abuso de alimentos de mayor aporte calórico.

En los celíacos, por ejemplo, el consumo de alimentos con gluten pueden provocar una pérdida de peso severa debido a la mala absorción de los mismos como resultado del daño que esta proteína provoca en sus vellosidades intestinales.

Además, recientes estudios han demostrado que alimentos específicos para celíacos utilizan determinados sustitutivos para el gluten que pueden, de hecho, engordar más ya que contienen elevadas grasas saturadas.

Una dieta sin gluten es buena para todo el mundo y la puede hacer cualquiera: Una dieta sin gluten requiere de mucha más planificación y cuidado de lo que se puede pensar en un primer momento. La eliminación de alimentos tan básicos de nuestra cocina como el pan, la pasta y muchos otros preparados que lo incluyen, pueden conllevar una carencia de nutrientes si no se sustituyen por otros alimentos con un aporte nutricional equivalente. Además, hay que tener especial cuidado en la elección de cada producto prestando especial atención al etiquetado, eso sin contar con el elevado precio que presentan, algo que, dejando de lado el tema saludable, lo convierte en una de las dietas menos accesibles para todos los bolsillos si no es por necesidad (algo que ya de por sí es complicado en caso de la misma).

Si el gluten te sienta mal, lo mejor es eliminarlo de la dieta: Muchas de las personas que padecen la enfermedad celíaca han tenido que pasar por muchos diagnósticos previos y por varias pruebas para confirmar finalmente que era el gluten el origen de sus males. No siempre es fácil identificar la enfermedad y menos aún achacar a ésta algunos síntomas que pueden variar entre unas personas y otras. Si crees que el gluten puede estar sentándote mal, lo mejor es acudir a un especialista serio y mantener la ingesta de gluten hasta realizarte las pruebas, ya que eliminarlo antes puede conllevar como resultados un falso negativo.

A todo el mundo le provoca los mismos males el gluten: Refiriéndonos a los diagnosticados con la enfermedad celíaca, los síntomas de ingerir gluten siendo intolerante son muchos y muy variados, pudiendo ser completamente diferentes de una persona a otra. Esto se debe a que en realidad el gluten afecta a las vellosidades intestinales y, por tanto, a la capacidad de absorber los nutrientes del resto de alimentos. Por eso, la carencia de estos nutrientes son los que provocan muchos de los síntomas no digestivos, como dolores musculares, dolores de cabeza, depresión, lentitud en los pensamientos, anemia, pérdida de peso pronunciada… Si no eres celíaco y el gluten no daña tu capacidad de absorción de los nutrientes, es difícil que si padeces de alguno de estos síntomas desaparezcan por eliminar dicha proteína de tu dieta. En este caso, quizá haya otras razones que convendría que un médico analizase.

La dieta sin gluten es la única forma de tratar una enfermedad que sufren entre el 7 y el 10% de la población y que cada vez es más diagnosticada. Usarla como una dieta estética o, como solución a todos los males, sin haber seguido un proceso serio para el estudio de la situación de cada persona, supondría un riesgo enorme para la salud, ya que podría desde alterar cualquier resultado hasta provocar una peligrosa malnutrición.

Convertir en moda lo que para muchos es una cuestión de salud, resta importancia a la necesidad de un compromiso serio por parte de fabricantes, vendedores, productores y hosteleros a la hora de ofrecer productos que sí cumplan con los requisitos de una dieta sin gluten como la que necesitan los celíacos e intolerantes al gluten. Actualmente se ha conseguido mucho, sigamos haciéndolo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.