Harina de garbanzo, una harina sin gluten a tener muy en cuenta

¿Habéis oído hablar alguna vez de esta harina? La harina de garbanzo seguro que a muchos de vosotros os resulta familiar, a otros imprescindible en vuestras cocinas, y al resto un nuevo descubrimiento.

Harina de garbanzo

La harina de garbanzo es un ingrediente que cada vez es más fácil de encontrar en los supermercados y que, para todos aquellos que no pueden comer gluten, es fundamental en sus cocinas. Quizá suene algo exótico, pero lo cierto es que en nuestro país es muy utilizada en el sur, concretamente en Cádiz, y más concretamente en sus tortillas de camarones (aunque ellos la utilizan mezclandola con harina de trigo, así que ojo). Y, fuera de nuestras fronteras,en países como la India, esta harina es tan utilizada como las de trigo o maíz.

Harina de garbanzo, una harina sin gluten a tener muy en cuentaEntre sus múltiples ventajas está su gran cantidad de proteínas vegetales que aporta a nuestra dieta. En otro artículo de nuestro blog QuePuedoComer, hablábamos sobre las posibles deficiencias demostradas en las dietas de la mayoría de los celíacos así que éste es quizá un motivo de peso para conocer más aún esta harina e incorporarla a nuestra despensa. Y si las proteínas no son suficiente motivación, la harina de garbanzo tiene un alto contenido en fibra, contiene hidratos de absorción lenta (ayudan a bajar de peso y a hacer la digestión) y aporta gran cantidad de hierro, además de vitaminas A, B, C y E. Pero además, su alto contenido en lecitina ayuda a bajar el colesterol, y los carbohidratos de absorción lenta que comentábamos pueden ayudar también a controlar los desequilibrios de glucosa en casos de diabetes.

Como veis, esta harina no solo aporta a todos los platos todo lo bueno que conocéis de la legumbre de la que procede, sino que además, es un ingrediente bastante versátil en la cocina. Mezclada con un poco de agua o cerveza (sin gluten, claro) puede usarse como sustituto del huevo para hacer tortillas a las que añadir cualquier otro ingrediente. Mezclada con harina de maíz y arroz, aporta un sabor tostado a las masas de pizza caseras (y sin gluten). En rebozados le da más consistencia y se pude utilizar incluso para la elaboración de pan (mezclada con otras harinas y levadura) o sóla, en panes como el naan, que se caracterizan por ser un tipo de pan plano (elaborado también con harina de trigo, por lo que os recomendamos siempre aseguraros antes), sin elevarse, ideales para acompañar platos como el hummus o cualquier tipo de cremas.

Y vosotros, ¿ya la tenéis en vuestras despensas?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

- 45%

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.