La transfusión de sangre puede convertirse en tu alergia

¿Creéis que es posible que a través de la transfusión de sangre los niños puedan contraer una alergia alimentaria?

Pues si habéis contestado afirmativamente estáis en lo cierto, y si, por el contrario, os habéis quedado con la duda, os invitamos a leer esta nueva entrada de nuestro blog Que Puedo Comer.

La transfusión de sangre

Se trata de casos poco comunes, pero claro está, existentes, como el de un niño de Canadá de 8 años al que tras realizarle una transfusión de sangre procedente de un donante que presentaba alergias graves al pescado y al cacahuete o maní, descubrieron que había llegado a desarrollar alergia a estos alimentos.

Según informaciones aportadas por Julia Upton, alergóloga en el Hospital for Sick Children en Toronto, la persona que donó su sangre sufría una marcada alergia al pescado y al cacahuete, por lo que cuando el niño recibió la transfusión y, días después, tuvo una reacción alérgica grave a los pocos minutos de consumir salmón y otra al ingerir mantequilla de cacahuete, rápidamente se estableció una relación.

Cabe destacar el hecho de que este niño ya había consumido con anterioridad esta clase de alimentos sin sufrir respuesta alguna en lo referente a alergias, por lo que la relación de la que habla esta doctora surgiría del paciente A (donante de sangre) y acabaría en el B (niño), sin que existiesen posibles antecedentes.

Estas alergias fueron tratadas y desaparecieron por sí mismas unos meses después debido a la no producción de los anticuerpos alérgenos propios por parte del paciente.

Y, aunque como se ha dicho anteriormente, se trata de un caso poco común, se ha advertido a padres y médicos para que observen a todos aquellos niños que hayan recibido hemoderivados ante la posibilidad repentina de que desarrollen alergias a alimentos que antes no les suponían riesgo alguno.

Con este aviso no se trata de crear una situación alarmante, sino una manera de controlar o estar preparados ante una situación que sí supondría un riesgo.

“La gente no debe preocuparse en exceso ante la transferencia pasiva de alergias a través de hemoderivados. Esta afección presenta un excelente pronóstico y habitualmente se resuelve en unos meses”, afirma Upton en un comunicado de prensa, junto a una información más detallada que especifica que los donantes de sangre con alergias alimentarias pueden transferir un anticuerpo llamado IgE (Inmunoglobulina E) que activaría esas alergias en determinados hemoderivados como pudieran ser las plaquetas, publicado en la revista Canadian Medical Association Journal perteneciente al mes de abril.

La preocupación ante este asunto ha crecido, y se insiste en que no se trata de algo corriente y que además, los anticuerpos que se transferirían de esa manera pasiva son diferentes de los anticuerpos que nuestro sistema inmunitario produce, por lo que “sobrevivirían” algunos meses y acabarían desapareciendo de igual manera que esa alergia en cuestión.

En tal caso, para evitar posibles futuras incidencias, los Servicios de Sangre de Canadá, que prohibió de manera tajante a esa persona volver a donar sangre, establecen que la persona que done no podrá presentar reacción alguna a ningún alérgeno, no solo en el momento de la donación, sino en ningún momento de su vida.

Fuente: HealthDay

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.