Las alergias e intolerancias en la industria alimentaria

La intolerancia alimentaria puede invocar síntomas similares a alergias a los alimentos (incluyendo náuseas, diarrea y calambres estomacales), sin embargo la respuesta no involucra al sistema inmune de la misma manera. La intolerancia alimentaria se produce cuando el cuerpo no puede digerir un alimento o componente alimentario correctamente. Mientras que las alergias a los alimentos generalmente necesitan eliminar el alimento causante del todo.
Tanto la alergia como la intolerancia alimentaria son ahora reconocidas como un importante problema de la seguridad alimentaria y la industria de alimentos debe tener el mayor cuidado para ayudar a los que sufren alergias a seleccionar una dieta adecuada con confianza.

Las alergias en los fabricantes

¿Cuáles son las responsabilidades de los fabricantes de alimentos y los minoristas?

Los fabricantes tienen que practicar la debida diligencia en el examen de la utilización de los principales alérgenos graves como ingredientes, en la advertencia de la presencia o posible presencia de dichos alérgenos en los productos, y en la prevención de la contaminación cruzada accidental de productos con alérgenos presentes en otros productos manufacturados.
Otro riesgo podría ser que los alérgenos pueden entrar inadvertidamente a través de los alimentos, por ejemplo, el uso de equipo de procesamiento común, o líneas de producción adyacentes. Esto puede resultar en un producto “libre de maní“, que contiene trazas de cacahuete, por ejemplo.

Estas cuestiones se abordan a través del uso de las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), incluyendo la puesta en práctica de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP) sistemas, que implican una estrecha cooperación con los proveedores de las materias primas y en otros puntos de la cadena de suministro de alimentos. El buen desarrollo de recetas y controles asegura que el producto alimenticio, como en su preparación como en su distribución, sólo contengan los ingredientes especificados en las formulaciones.
También se toman precauciones para evitar el contacto cruzado de materiales durante el almacenamiento, manejo y procesamiento de alimentos, especialmente cuando se utiliza el equipo de producción compartida.

Cabe destacar, que este es un problema del cual ya se están tomando medidas de precaución,ya que a partir del 14 de diciembre de 2014 entra en vigor el nuevo Reglamento (UE) 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2011 que  obliga a ofrecer toda la información nutricional de las bebidas y alimentos que se comercializan en cualquier empresa de servicios de hostelería, restauración o colectividades además de ofrecer soporte en la venta a distancia. Si desea ampliar información acerca de este Nuevo Reglamento te recomendamos leer nuestro post; Nuevas obligaciones para toda la industria alimentaria, incluida venta on-line y restauración.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.