Pizza hecha de manera casera, y ¡sin gluten!

¿A quien le disgusta una buena pizza? Definitivamente, ¡a nadie! Hoy os traemos una deliciosa receta de masa de pizza sin gluten. Eso sí, los ingredientes corren por vuestra cuenta!

Además de masa de pizza con estos ingredientes también podréis elaborar panecillos sin gluten que os quedarán deliciosos de igual manera. Pero centrémonos, hoy vamos a cocinar pizza.

Empezaremos por los ingredientes:

– 200 g. de agua tibia

– 1 cucharadita de azúcar

-10 g. levadura seca sin gluten ó 14 gramos de levadura fresca sin gluten

-230 g  de harina sin gluten para pan

-Una pizca de sal

-1 cucharada de aceite

– Ingredientes al gusto para la superficie de la pizza

pizza 2El modo de elaboración es muy sencillo, tanto que os aficionareis a esto de ser unos cocinillas. Para comenzar, colocaremos la mitad del agua tibia en una taza, en ella es donde vamos a deshacer el azúcar. Continuaremos mezclando la levadura seca junto con el agua (en el caso de que hayáis optado por levadura fresca, habrá que desmenuzarla y removerla cuidadosamente para que la mezcla resulte homogénea). Después de ésto dejaremos tapada la taza hasta que se espume durante unos minutos.

En otro bol independiente y de mayor tamaño colocaremos la harina, la sal y el aceite. Ahora es el momento de mezclar todo muy bien, y a la misma vez que amasamos, tendremos que añadir la levadura espumada que hemos creado en la taza. Continuaremos mezclando hasta conseguir una masa regular.

Para el siguiente paso necesitaremos un rodillo o en su defecto una botella para ir aplastando la masa hasta que consigamos la forma deseada. Prepararemos por otro lado una bandeja de horno y la forraremos con papel vegetal. Sobre ésta bandeja depositaremos nuestra masa ya estirada.

pizza

Aquí llega el momento de la creatividad. Yo suelo poner una base de tomate, y queso rallado, aunque el libro de los gustos está en blanco. Al finalizar de colocar los ingredientes suelo añadir un chorreoncito de aceite de oliva, un poco de orégano y una pizca de pimienta negra, elementos que bajo mi punto de vista, aportan un toque delicioso a la pizza.

Con la pizza ya preparada lo único que necesitaremos será introducirla en el horno previamente precalentado a 200 ºC durante unos 30 minutos, bajando la temperatura a 180º para evitar que se nos queme, aunque siempre dependerá de vuestro horno.

Y de lo que viene después de los 30 minutos en el horno, mejor no os explico nada. ¡Bon appetit!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.