Mayonesa sin huevo; experimentando con la cocina molecular

No es ningún secreto que la cocina molecular se puso de moda hace algún tiempo, y que debido a ello tanto los Reyes Magos como Papá Noel tuvieron que hacer hueco en sus respectivos camellos y trineo para portar en forma de regalos numerosos kits de este tipo de cocina. De manera que todos los experimentos han logrado elaborar Mayonesa sin huevo.

Productos como espesantes, gelificantes, efervescentes, emulsionantes, o técnicas como la esferificación o las espumas y aires se trasladaron desde las altas cocinas hasta nuestras casas, otorgándonos la posibilidad de innovar y experimentar con nuevos platos e incluso reinterpretar los ya conocidos.

Curiosamente gran parte de este género es empleado a la hora de elaborar platos aptos al no contener determinados alérgenos, como el caso de la goma Xantana; un espesante que se obtiene a partir de la fermentación del almidón de maíz natural con una bacteria presente en las coles. Este polisacárido posee un gran poder espesante que actúa tanto en frío como en caliente y da mucho juego en lo que a texturas se refiere.

Por eso, hoy en nuestro recetario de Que Puedo Comer os proponemos algo un poquito diferente… Una mayonesa sin huevo usando este espesante.

¿Preparados?, ¡pues manos a la batidora y comenzamos!

Mayonesa sin huevo

Ingredientes:

  • – 100 ml de agua
  • – 1 cucharada de postre de goma xantana
  • – 200 ml de aceite de oliva
  • – 1 cucharada de postre de vinagre
  • – 1 pellizco de sal

Elaboración:

  • – En el vaso de la batidora pondremos el agua y la goma xantana. Mezclamos hasta obtener una pasta muy espesa.
  • – Cuando obtengamos esta textura añadiremos la sal y el vinagre y batiremos nuevamente.
  • – Sin dejar de batir echaremos poco a poco el aceite. Veréis que empieza a ligar, y al no haber riesgo de que se nos pueda cortar podéis parar de batir en cualquier momento para probarla y reanudar el proceso sin problema.
  • – Cuando acabemos de agregar todo el aceite probaremos por si se necesitase corregir de sal.
  • – Dejamos reposar.

Y listo. Ya tendremos nuestra mayonesa sin huevo preparada para acompañar cualquier plato.

Como veis, se trata de una receta muy sencilla, apta para todos, original y que se conserva bastante bien, algo importante ahora que empieza el calorcito y tenemos que ser aún más cuidadosos de lo que ya somos.

¿Os atrevéis a probar esta nueva textura?

Mayonesa sin huevo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.