Los celíacos abusan de las grasas de manera constante

Los celíacos y las grasas

Cada vez son más los supermercados y marcas alimentarias que se apuntan a crear líneas de productos sin gluten. No es para menos, ya que se estima que un 10% de la población española padece esta enfermedad (aunque muchos de ellos no han recibido el diagnóstico médico). Un paso adelante hacia los derechos de los celíacos. No obstante, una investigadora de la Universidad del País Vasco ha constatado recientemente que la típica ‘dieta sin gluten’ abusa, contra la creencia popular, de las grasas y tiene muy poca fibra.

¡Ojo! Los celíacos abusan de las grasas

Una tesis escrita por la investigadora Teba González revela que las dietas sin gluten tienen deficiencias importantes, además de un exceso de grasas y de la escasez de fibra. Una conclusión a la que llega el estudio después de analizar 15 años de dieta sin gluten en 101 pacientes celíacos diagnosticados.

El estudio refleja que los celiacos tienden a abandonar los hábitos saludables y los cambian por alimentos con más grasas, quizás porque están más centrados en evitar el gluten que en llevar una dieta saludable. Así, determina que no tienden a seguir la rutina saludable de comer primeros platos y alimentos como legumbres, pasta o arroz, y en cambio se abusa de alimentos con más azúcar como los embutidos o los dulces.

Teba González señala en la tesis que lo ideal, el llamado equilibrio nutricional deseado, se basa en un 50% de hidratos de carbono, un 12-15% de proteínas y las grasas por debajo del 35%. En el caso de los celiacos, las grasas ocupaban el puesto de los hidratos.

Estos datos chocan con la creencia popular de que las personas con intolerancias o alergias alimentarias cuidan más lo que ingieren y, por lógica, llevarán unos hábitos alimentarios más saludables. En cuanto a la escasez de fibra en las dietas de los celiacos, el estudio revela que esto es más frecuente en las mujeres. Un déficit que se sumaba a la falta de cinc, hierro, vitamina D y potasio.

Al margen de este detalle, el estudio también revela que el cuadro nutricional de un celiaco no dista demasiado del de una persona que no padezca esta enfermedad. Sin embargo, sí dedica un apartado de la “calidad de vida”, que está claramente afectada por el imperativo de que un celiaco debe estar constantemente preocupado por lo que come y poner atención a que los alimentos no se ‘contaminen’ (trazas, contacto por manipulación, etc.). Una preocupación que, desgraciadamente, acompañará siempre a un afectado.

Celiacos y grasas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

- 45%

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.