Ostras ¿Tienes alergia a este alimento?

Te regalas una cena en un buen restaurante. Vino de calidad, entrantes de lujo y salsas con sabores exprimidos al máximo. Todo presentado con total exquisitez. Uno de los platos incluye unas preciadas ostras, cuyos beneficios pasan por ser rico en minerales. No obstante, a las pocas horas no puedes contener los vómitos. Más que una alergia alimentaria, es posible que seas sensible a sus bacterias o a sus propiedades. Sigue leyendo…

¡Ostras! ¿Tienes alergia a este alimento?Ostras

Las ostras son un molusco bivalvo de agua salada que pueden ser capturadas en diferentes partes y épocas del año. Estas dos variables pueden determinar que el alimento genere una reacción adversa en tu organismo, ya que hay lugares y temporadas que hacen que sean más propicias a contener bacterias potencialmente peligrosas. Hablamos, por ejemplo, de una bacteria llamada ‘vibrio vulnificus’. Esta vive en aguas costeras de climas cálidos y se multiplica en épocas estivales, cuando hace más calor.

Por bacterias

¿Cómo saber si se tiene alergia a las ostras? Lo hacen de una manera contundente: con escalofríos, fiebre, vómitos, diarrea y/o reacciones en la piel. Se pueden manifestar todas estas dolencias o algunas de ellas. En el peor de los casos, si no se trata la infección, la persona puede llegar a entrar en estado de shock y morir.

¿Cómo evitar la bacteria? La mejor manera de hacerlo es mediante el calor, ya que la destruye. Así, las personas propensas a sufrir de esta bacteria, deben cocerlas adecuadamente.

Por el zinc

Curiosamente, la mencionada bacteria no es el único elemento que puede hacernos contraer problemas estomacales al ingerir ostras, por eso se dice que es un alimento con el que hay que llevar mucho cuidado, especialmente las personas sensibles o propensas a padecer del estómago.

También los altísimos niveles de zinc que poseen las ostras pueden ser agresivos para los estómagos más débiles. Así, solo tres onzas de ostras contienen el 1.029% del zinc que el cuerpo de una persona necesita al día. Este ‘exceso’ puede desencadenar también vómitos, diarrea o retortijones abdominales y se manifiesta rápidamente: se estima que entre las tres y diez horas siguientes a su consumo. De la misma manera, también desaparecen con una relativa prontitud, en cuanto el organismo recupera los niveles habituales de zinc.

Reacción alérgica

Está relacionada con las alergias al marisco. En el caso de las ostras, el alérgeno se encuentra en la tropomiosina, una proteína que contiene este alimento y cuyas reacciones se pueden manifestar al ingerirlas tanto cocidas como crudas.

Efectos adversos de comer ostras

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.