Pan sin gluten, y cómo no desesperarnos con su elaboración.

¿Quien no se ha frustrado alguna vez cocinando alguna receta? Pues entre esa lista de frustraciones aparece sin duda el pan sin gluten. Y es que a veces se nos hace cuesta arriba su elaboración y somos incapaces de dar con la tecla. Hoy, os damos algunos truquillos para que esto no vuelva a pasar.

Varios de los consejos que os vamos a dar para cocinar un buen pan sin gluten seguramente ya os sonarán, pero hacer una recopilación de todos ellos nos ha parecido una idea genial para haceros la vida de celiaco un poquito mas fácil.

Lo primero que hay que tener en cuenta es la forma de extraer la harina del paquete. Algo tan sencillo como sacarla del envase directamente con el medidor, hace que se comprima en un 25% y eso a la hora del resultado final no es beneficioso. La manera correcta será utilizar una cuchara para depositar la harina en el medidor. Será tan sencillo como utilizar un cuchillo para nivelar y conseguir la cantidad exacta

pan 3

Otra de las cosas importantes a tener en cuenta es el peso de los alimentos. Existen distintas harinas sin gluten que a pesar de ser iguales, el simple hecho de que sean marcas distintas provoca que su peso sea también distinto. Además es bueno seguir de manera fiel los tipos de harina sin gluten que os recomiendan en cada receta que leáis, improvisar a veces no sale del todo bien.

Un tema también muy sonado es la temperatura ambiente. Es muy importante para el resultado final que todos los ingredientes que vamos a utilizar para hacer el pan estén a temperatura ambiente, como por ejemplo los huevos. La levadura necesita calor para crecer y si los ingredientes están demasiado fríos, puede influir en el crecimiento de la levadura. Tampoco sirve calentarlos con el microondas ya que nos será muy difícil conseguir la temperatura correcta.

Un error muy típico para los que no se desenvuelven muy bien aun en esto de la celiaquía es el de seguir recetas de pan que si contienen gluten. ¡¡Error!! Tanto los ingredientes, como su manera y tiempo de cocinarlos son completamente distintos, por lo que será absurdo e incluso inútil que intentéis hacer vuestro propio pan siguiendo una receta con gluten. En Internet tenéis infinidad de recetas de pan sin gluten, nosotros os aconsejamos que sigáis la nuestra pinchado aquí.

pan 2

Otro consejo muy practico es darle forma a nuestro pan antes de dejarlo reposar, ya que una vez reposado no es aconsejable amasarlo. Cuando haya reposado las horas necesarias, lo meteremos directamente en el horno recomendablemente en un molde de metal. La temperatura del horno es importante, por lo que asegúrate que cumples con los grados indicados en tu receta.

A la hora de dejar enfriar el pan, hazlo lentamente y de manera paulatina. Primero apaga el horno, a continuación abre la puerta y déjala así un rato para que el pan se enfrié tranquilamente. Sacar el pan con el horno muy caliente no es bueno ya que puede bajar y perder esponjosidad..

Y por último si a la hora de extraer nuestro pan éste no  queda crujiente podremos haber cometido los siguientes fallos:

– Que hayamos batido demasiado la masa, ya que a diferencia de las masas con gluten, las masas sin gluten no deben estar muy amasadas.

– Puede existir un exceso de líquido en la receta

– Si es una receta donde hemos utilizado goma xantana o goma guar, puede ser que hayas añadido demasiada.

– Puede ser que necesite más horneado. Si la parte superior ya está hecha, un consejo es taparla con papel de horno y seguir horneando un poco más.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.