¿Papás de un celíaco recién diagnosticado? ¡Os echamos una mano!

En el momento en que nos convertimos en padres cualquier cosa que le pueda pasar a nuestros hijos se nos hace un mundo. Este es el caso de la celiaquía, dónde es más que típico que como padres se piense que nuestro hijo celíaco va a tener una vida complicada. Pero de eso ni hablar.

La celiaquía es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por una inflamación crónica de la parte próxima del intestino delgado del celiaco a consecuencia de una intolerancia manifiesta al gluten. El único tratamiento hoy en día que existe para combatirla es el seguimiento de una estricta dieta que no incluya gluten.

Sin embargo, esto no quiere decir ni mucho menos que el tratamiento subsane la enfermedad, ya que de momento no existe cura alguna. Eso sí, con el diagnostico adecuado y posterior seguimiento de la dieta  se reducen y eliminan tanto los síntomas así como el riesgo de que el paciente celiaco desarrollo patologías mas graves.

Hoy en día cada vez son más los recursos existentes para que los celiacos puedan consumir gran variedad de productos, así como degustarlos en restaurantes y cafeterías. La conciencia social está creciendo y eso se puede palpar en el ambiente si miramos hacía atrás unos 20 años.

Si acaban de diagnosticar a vuestro hijo, no os asustéis y como primer paso pedir información a vuestro medico, él sabrá orientaros. Nosotros por nuestra parte os ayudamos a que la hora de la compra no se convierta en un acertijo.

celiacoRespecto a productos permitidos están,por ejemplo, la leche y sus derivados, la cecina, el jamón serrano, las carnes, los pescados, los mariscos, los huevos, las frutas y verduras, las legumbres, los tubérculos, las patatas, el arroz, los frutos secos, la sal y las especias en rama o grano, el vinagre de vino, los aceites, la azúcar, la miel, los refrescos… Lo mas importante de todo sobre todo al principio y hasta que os acostumbréis es revisar muy bien las etiquetas de los alimentos..

Muchos de estos productos contendrán harina de trigo, o avena, entre otros alimentos prohibidos para un celiaco, pero no os alarméis porque existen multitud de harinas sustitutas que podreis utilizar para cocinar para vuestros pequeños platos adaptados a su nueva enfermedad. Entre ellas están la harina de arroz, maíz o de garbanzo.

A la hora de hacer la compra hoy cada vez es más frecuente ver en los pasillos del supermercado productos etiquetados sin gluten, sin embargo siempre aconsejamos revisarlos ya que no tiene porque significar que esté totalmente exento de éste. Como consejos  os diremos:

-A la hora de utilizar electrodomésticos pequeños es mas que recomendable limpiar muy bien el tostador u horno antes de cocinar o calentar los productos sin gluten. Para el horno, con utilizar un papel de aluminio bastará, y en el microondas es aconsejable  tapar siempre el plato sin gluten.

– Que es mejor comprar productos independientes para el niño celiaco almacenados en botes, (mantequilla o mayonesa por ejemplo). Así evitaremos que algunas trazas o migas de trigo o de pan se pueden quedar en botes compartidos.

-Otro consejo básico  es freír alimentos sin gluten en un aceite distinto que en el que se hayan cocinado productos con gluten.

-Respecto a la limpieza, es importante mantener limpias las encimeras y  tablas de cortar, así como cuchillos, coladores o cazos, para así evitar la contaminación cruzada.

Parecerá un mundo al principio pero se convertirá con el tiempo en algo muy sencillo y rutinario. Los niños se acostumbran bien y rápido a su nueva condición y no les supondrá ningún trauma. Así que ¡ánimo!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.