Puré de patatas sin lactosa, sencillo y rápido de elaborar

El puré de patatas es un clásico en la cocina española: empleado como plato principal o bien como guarnición, acompañando un alimento principal. Es muy versátil, ya que se puede emplear como acompañante tanto de la carne como del pescado. El problema de la elaboración del puré, para los intolerantes a la lactosa, es precisamente que un ingrediente clave es la leche. Pero también es posible hacer puré de patatas sin lactosa. No te pierdas la receta.

Puré de patatas sin lactosa

El puré de patatas tradicional está hecho con patatas, mantequilla y leche. Los intolerantes a la lactosa, lamentablemente no pueden disfrutar de este manjar, aunque hay soluciones para no prescindir de esta interesante guarnición. En lugar de leche de vaca se puede sustituir por leche de soja, de arroz o de avena; depende de tus gustos y del sabor final que quieres que le aporte. La mantequilla se puede sustituir igualmente por una margarina de soja, cada vez más fácil de encontrar en el mercado (poco a poco…), que no tienen restos ni sueros lácteos.

Puré de patatas sin lactosa

Ingredientes (para 3-4 personas):

-Un kilo de patatas harinosas.

-200 mm de leche sin lactosa (a elegir).

-50 gramos de margarina de soja.

-Nuez moscada y/o pimienta negra.

-Sal.

Elaboración:

La elaboración del puré de patatas sin lactosa no cambia del tradicional: es muy sencillo y tardarás, aproximadamente, unos 25 minutos. Así, en primer lugar pelamos y lavamos las patatas, para a continuación cortarlas de un tamaño similar, para que se hagan bien y a partes iguales en agua hirviendo (con sal). El punto de cocción lo descubriremos pinchando con un tenedor: deberían romperse sin apenas esfuerzo.

Paralelamente, en una olla calentamos la leche sin lactosa con la margarina de soja. Cuando las patatas estén cocidas, las añadimos a la olla y las machacamos con un tenedor. Si tienes pasapuré, genial.

El último paso es el aderezo al gusto. Echamos la sal al gusto, nuez moscada y/o pimienta negra.

Sobre la intolerancia a la lactosa…

Recuerda que la lactosa es un azúcar presente en las leches de todos los mamíferos, no exclusivamente en la leche de vaca (también de cabra, de oveja… e incluso en la materna), y que también se encuentra en muchos alimentos preparados que se venden en el mercado.

El problema para los intolerantes llega cuando la lactasa (enzima producida en el intestino delgado) está en niveles bajos o no realiza correctamente su función desdobladora, necesaria para procesar bien la lactosa, y puede producir síntomas como dolores, hinchazón abdominal o diarrea.

Recetas sin leche

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.