¿Qué es el kéfir y cuales son sus beneficios para nuestro organismo?

Como sabéis el yogur, a parte de ser un alimento delicioso y muy ligero es muy sano para nuestro sistema digestivo, concretamente para el intestino ya que es un regulador del tránsito intestinal muy efectivo.  Esto se debe a que se obtienen de leche fermentada en cuyo proceso intervienen diversas bacterias que son las que actuarán en las digestiones mediante la regeneración de la flora intestinal. Hoy os presentamos un alimento muy parecido al yogur y con unas propiedades y beneficios muy similares: el kéfir.

kefir

El kéfir es un alimento de origen caucásico que se elabora a partir de un hongo que fermenta diferentes agus, té o leche y los convierte en otros con unas propiedades todavía mayores. El de leche es el más habitual y es del que se obtiene esta especie de yogur cremoso.

El kéfir tiene múltiples beneficios para la salud, pero entre lo más importantes encontramos:

– En su creación tiene una doble fermentación (la propia de la leche y la del hongo),lo que hace que mejore considerablemente el funcionamiento del sistema digestivo, optimizando la asimilación de los alimentos, haciendo que obtengamos de mejor manera los nutrientes y acelerando el proceso digestivo.

– El kéfir, al igual que el yogur, regula el tránsito intestinal, aunque su efectividad es mayor, pues es un potente depurativo del organismo y nos ayudará en la eliminación de los residuos que el cuerpo genera.

– Posee un poder antibacteriano mayor que el resto de productos lácteos que encontramos en el mercado debido a que para su elaboración normalmente se utilizan leches que no han sido tratadas y a las que no se les ha añadido ningún componente extraño.

– Este alimento fortalece las defensas del organismo evitando los achaques causados por los ataques de bacterias o virus que pueden debilitar nuestra salud.

– Su consumo está indicado para reducir los niveles de colesterol del organismo.

– ¡Buenas noticias para los intolerantes a la lactosa! El kéfir contiene bacterias que convierten la lactosa en ácido láctico. Además, también contienen enzimas que contribuyen a la descomposición de la lactosa. Por este motivo, las personas intolerantes a la lactosa no suelen tener problemas a la hora de tolerar el kéfir, aunque como siempre recomendamos, es mejor probar un poco y ver cómo nos sienta antes de jugárnosla.

En cuanto a consumo, se puede consumir de manera muy parecida al yogur. Podéis tomarlo sólo o acompanarlo de avena, fruta, muesli, miel…¡como más os guste! ¿Y vosotros, tomáis kéfir a menudo?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en cualquiera de tus QuéBox
(Sin gluten/sin lactosa, Cuídate o Mugcake)

Consigue un descuento de
en cualquiera de tus QuéBox

5€

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.