Como salir a comer siendo celiaco, y no morir en el intento.

Salir a comer a un restaurante es un acto totalmente integrado en nuestras vidas cotidianas, el problema nace cuando somos celiacos. Algo tan normal como tomar unas tapas puede convertirse en una pesadilla para alguien que no tolere el gluten. Hoy os damos unos cuantos consejos para que no os resulte tan difícil.

Afortunadamente, la conciencia sobre la celiaquía ha ido creciendo bastante (aunque no todo lo que nos gustaría) en los últimos veinte años. Hoy existen ya muchos restaurantes que disponen de menú celiaco, por lo que resulta más fácil disfrutar de una buena comida con amigos o familia. Éstos precisamente son los principales lugares que os aconsejamos que visitéis para comer y así evitar cualquier posible contaminación cruzada.

comer

Aunque el sitio disponga de algún producto sin gluten (como el pan por ejemplo), no debemos nunca confiarnos, por lo que a la hora de pedir cualquier plato preguntaremos para asegurarnos. Pedir que se consulte a cocina sobre la presencia o no de gluten en nuestra elección no tiene porqué parecernos incómodo, es algo totalmente normal además de ser lo más coherente y saludable para nosotros mismos. Ante la duda, mejor no arriesgar.

Pero la cosa es que no siempre podremos planear con tiempo el buscar un restaurante en el que incluyan productos sin gluten. ¿Que podemos hacer en esos casos? Para empezar no os alarméis ni os agobiéis. Con una serie de precauciones todo irá bien:

  1. – Lo primero será explicarle detalladamente al camarero nuestra enfermedad para saber que podremos y qué no podremos comer de la carta.
  2. – Para continuar y proceder a realizar nuestra elección deberemos evitar rebozados, adobados, embutidos y pastas como algo primordial.
  3. -Algunas de las apuestas seguras son, la ensalada (sin gulas, picatostes o palitos de cangrejo), los arroces (consultando por las pastillas de caldos empleadas y colorantes), las verduras a la plancha o cocidas, legumbres (vigilando la elaboración de la salsa), una carne o pescado a la plancha, barbacoa o al horno, y en cuanto a los postres, la fruta natural o algún postre casero (asegurándonos obviamente primero de que no hayan sido realizados con harina de trigo)
  4. – Pedir agua, refrescos o vino como bebida, evitaremos siempre la cerveza.
  5. -Prestaremos atención a los platos considerados “seguros” como podría ser una tortilla de patatas, ya que por ejemplo las patatas de ésta pueden haber sido fritas en una freidora en contacto anterior con el gluten.
  6. -Ni que decir tiene la vigilancia a las salsas, ya que muchas de ellas son espesadas con harina de trigo.

Sabemos que hoy todavía resulta complicado poder disfrutar plenamente de una comida en restaurantes siendo celiacos. Pero poco a poco y entre todos, conseguiremos que esto cambie.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

- 45%

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.