Receta de tomate frito sin tomate

La salsa de tomate o tomate frito es el componente básico en numerosos platos y como acompañamiento ideal en multitud de menús. Por eso te presentamos la fantástica receta de tomate frito sin tomate.

Pizzas, arroces, pastas, guisos, salsas, etc. Todas ellas contienen salsa de tomate, lo que supone una enorme privación para aquellas personas alérgicas o intolerantes a este alimento que ven como les resulta imposible degustar muchos platos que son, además de nutritivos, muy deliciosos.

En especial para aquellos niños con alergia al tomate, es un alivio poder cocinar todas esas recetas que les encantan, como son pizzas, hamburguesas, pastas, perritos, etc. Así lograrás que no pasen envidia ni privaciones de un modo sano y saludable.

Por este motivo vamos a ver la receta para hacer un delicioso tomate frito que no contiene tomate entre sus ingredientes y que está realmente espectacular en relación al sabor y a la textura. Además, una vez la aprendas, ya no habrá plato que se te resista, puesto que se puede utilizar en todos los menús, incluida la paella.

receta de tomate frito sin tomate

Cómo hacer la receta de tomate frito sin tomate

Se trata de una receta muy sana en la que los ingredientes estrella son la remolacha y la zanahoria. A continuación os mostramos como elaborarla.

Ingredientes de la receta de tomate frito sin tomate

  • Media remolacha hervida.
  • Una cebolleta.
  • Tres zanahorias.
  • Aceite de Oliva.
  • Sal.
  • Vinagre.
  • Orégano. (A quien le guste)

Elaboración de la receta de tomate frito sin tomate

Poner una sartén un poco de aceite a calentar. Una vez caliente, echar la cebolleta cortada y saltearla con un poquito de sal.

Cuando esté dorada, se añaden las zanahorias cortadas y se pochan un poquito.

A continuación se cubren con agua durante un período de 10 minutos.

Cuando han transcurrido los 10 minutos se agrega la remolacha hervida, también cortada en trozos.

Echar más sal y aceite si es necesario y remover.

Triturarlo todo.

Echar unas gotas de vinagre para conseguir la acidez del tomate.

Si os gusta, podéis echarle un poquito de orégano.

Y de un modo tan rápido y sencillo ya tenemos cocinado un estupendo y delicioso tomate frito sin tomate.

Ahora ya lo puedes incorporar a todos tus platos. Y para que estos sean más sanos y deliciosos, recuerda que en nuestras QuéBox encontrarás muchos ingredientes y artículos de alimentación libres de lactosa y gluten que harán tu dieta más variada y completa.

Esperemos que la disfrutéis y os proporcione multitud de posibilidades a la hora de cocinar eliminando las barreras que en la mayoría de ocasiones producen las alergias e intolerancias alimenticias.

Fuente | Mamabio

Imágenes cortesía de Mamabio

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

- 45%

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.