Receta: lasaña de verduras sin lactosa

Cuando nos dicen que nuestros hijos o alguien de la familia tiene intolerancia a la lactosa, nos encontramos con una dificultad a la hora de cocinar muchos platos. Lo cierto es que una gran cantidad de recetas saludables llevan productos con lactosa y esto complica la vida de los que no la pueden tolerar, así como la de aquellos que deben preparar sus comidas. Hoy, os mostramos cómo podéis hacer una lasaña de verduras sin lactosa.

Receta sin lactosa: lasaña de verduras sin lactosa

lasaña de verduras sin lactosaLa lasaña es un plato que se puede hacer con muchos rellenos, pero en este caso, vamos a hacerla de verduras. De este modo, los niños y los adultos podrán consumir una gran cantidad de calcio, que está presente en las verduras, sin tener el problema de la lactosa.

Ingredientes para la lasaña

Los ingredientes que necesitamos para hacer la lasaña son:

– 5 láminas de lasaña que ya podemos comprar precocidas en el super

– 4 cucharadas de aceite de oliva

– 500 gramos de calabaza cortada en láminas finas o en pequeños dados

– 1 cebolla grande cortada

– 300 gramos de queso rallado de los que se comercializan sin lactosa

– Salsa de tomate

– Salsa bechamel que debemos hacer o comprar ya hecha sin lactosa

– Otros ingredientes que quieras añadir a tu lasaña como berenjena, atún, espinacas, etc.

Preparación de la lasaña

lasaña de verduras sin lactosa

Para preparar esta lasaña de verduras solo debes seguir los siguientes pasos:

– Pon la cebolla y pimientos, si quieres, en una sartén con aceite de olvida y sofríelos durante unos minutos.

– Sofríe también la calabaza y otras verduras que quieras incluir en tu lasaña. Una vez lo hayas sofrito todo, es momento de añadir el tomate a tu gusto. Si quieres, también puedes añadir atún en este punto.

– Coge una fuente para el horno y pon una de las placas de lasaña precocinadas. Luego, añade encima de ella las verduras a tu gusto. Luego, añade otra placa de lasaña y cubre de nuevo con las mismas verduras o con otras. Puedes usar, por ejemplo, espinacas. Sigue este proceso tanto como quieras para conseguir la lasaña en la medida que te guste.

– Pon la bechamel por encima de la lasaña y mételo todo en el horno durante una media hora. Luego, pasa a gratinar la lasaña a unos 200 grados.

Como ves, hacer una lasaña sin lactosa es muy fácil y no es que nos vaya a llevar mucho tiempo. Lo mejor de todo es que puedes ofrecer una dieta equilibrada a los tuyos aún cuando haya dificultades como la intolerancia a la lactosa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.