San Valentín sin gluten ni lactosa: Red Velvet Cupcake

En un día como San Valentín está claro que conceder, y concedernos, un capricho está más que justificado, y más si se trata de un san valentín sin gluten ni lactosa, y si se trata de un cupcake red velvet entonces… ¡ya no hay excusa que valga!

Ya sea por su llamativo color rojo, por su jugosidad o por su riquísimo sabor, este es uno de los cupcakes más solicitados, curiosamente, en el día de los enamorados, así que este San Valentín no olvidéis añadirlo a ese desayuno sorpresa que tenéis pensado preparar para esa persona especial y empezad a pensar en cómo superarlo para el siguiente 14 de febrero porque en cuanto lo pruebe se llevará una grata y dulce sorpresa.

¿Preparados entonces para dejar el listón muy alto con esta receta?, pues coged lápiz, papel y manos a la masa.

San valentín sin gluten ni lactosa

Ingredientes:

Para el bizcocho (cantidades calculadas para unos 10 cupcakes):

  • 160 gramos de azúcar blanco
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin gluten
  • 60 ml de aceite de oliva sabor suave
  • 150 gramos de Maizena. En este punto he de indicar que he probado varias veces con distintas harinas sin gluten y el mejor resultado obtenido ha sido al mezclar parte y parte de Maizena con la harina Mix Dolci, pero cualquier opción sería válida.
  • 125 ml de leche sin lactosa
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (sin gluten). Opcional.
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 cucharadita de colorante rojo (yo uso el colorante alimentario en gel del Dr. Oetker porque certifica que está libre de gluten y de lactosa, así como de trazas de los mismos)
  • ½ cucharadita de levadura (sin gluten y sin lactosa)
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
  • ½ cucharadita de bicarbonato

Elaboración:

  • En primer lugar pondremos el horno a precalentar a 180º
  • A continuación prepararemos el buttermilk, y para ello echaremos en un vaso la leche junto con el zumo de limón y dejaremos reposar alrededor de 10 minutos.
  • Mientras esperamos, tamizaremos el cacao, la levadura y la harina. Nota; en caso de mezclar las dos harinas anteriormente mencionadas sería recomendable tamizar un par de veces para que se mezclen bien y además nos resulten lo más finas posibles. Reservamos.
  • En otro bol batimos el aceite, el azúcar y el huevo hasta que queden bien integrados, momento en el que comenzaremos a añadir poco a poco la combinación de la harina y cacao alternando a la vez con la leche que ya se habrá convertido en buttermilk.
  • En una taza pequeña mezclamos la cucharadita de vinagre con el bicarbonato y cuando observemos que comienza a hacer espuma o burbujas lo añadimos a todo lo anterior y removemos bien.
  • El objetivo principal es conseguir una masa homogénea, y solo cuando la logremos incorporaremos el colorante y el extracto de vainilla (en caso de no usarlo tan solo usaremos el colorante). La cantidad de colorante dependerá de la intensidad de color que queramos darle a nuestros cupcakes.
  • Con la masa terminada, la repartiremos en los moldes (son válidas tanto las cápsulas de papel como los moldes de silicona) y hornearemos entre 15 y 20 minutos. Es recomendable que les echéis un ojo llegados los 15 minutos para valorar el tiempo restante.
  • ¡Y listos!, sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla mientras preparamos la cobertura decorativa.

Respecto a esta cobertura (que solo se emplea en la parte superior del cupcake) se puede realizar de diversas formas y múltiples sabores, por lo que os dejamos dos de ellas aptas para celíacos y para intolerantes a la lactosa.

1438194_38945198

Opción 1:

Ingredientes Cream Cheese Icing:

  • 125 gramos de queso crema para untar sin lactosa. Requisito fundamental; debe estar muy frío.
  • 60 gramos de margarina a temperatura ambiente.
  • 250 gramos de azúcar glas o Icing sugar.

Elaboración:

  • Batimos la margarina con el azúcar glas hasta que se mezclen bien.
  • Añadimos el queso crema sin lactosa (recordad que debe estar frío para que el nuestro buttercream quede bien) y seguimos batiendo hasta obtener una textura cremosa y de color blanquecina. Es importante no tener prisa en este punto porque se trata de una textura que puede llevar un poquito de tiempo.

Opción 2:

Ingredientes Buttercream de vainilla con leche sin lactosa:

  • 250 gramos de margarina a temperatura ambiente
  • 300 gramos de azúcar glas o Icing sugar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (sin gluten)
  • 2 cucharaditas de leche sin lactosa

Elaboración:

  • En un bol mezclamos todos los ingredientes y batimos hasta obtener una textura cremosa y de color blanquecina.

Y ya solo falta decorar los cupcakes con el buttercream elegido que previamente habremos metido en una manga pastelera.

Si os fijáis en la foto, este cupcake está decorado con corazoncitos de azúcar, podéis encontrar estos motivos en cualquier tienda (recordad fijaos siempre en la etiqueta para no pasar por alto ningún alérgenos) y decorar vuestras creaciones a vuestro gusto.

Y con esto ya estaríamos listos para disfrutar del día de San Valentín o simplemente de un rico cupcake.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.