Retraso de entre 3 y 15 años para el diagnostico de la celiaquía

Hace unos escasos veinte años prácticamente nadie de nuestro entorno cercano podía contestar a la pregunta de: ¿que es la celiaquía? Hoy, con un alto porcentaje de diagnosticados de esta enfermedad en España las cosas parecen cambiar, aunque normalmente sigue existiendo un alto número en cuanto a los años de retraso en diagnosticar a los pacientes.

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición afirma a pesar de los adelantos a día de hoy que se han experimentado en el entorno de la celiaquía, ésta continua formando parte de las grandes desconocidas y que por cada nuevo diagnostico se estima que hay de 5 a 12 celíacos sin diagnosticar, o que serán diagnosticados con retraso.

El tiempo medio para el diagnóstico desde que se producen los primeros síntomas se suele extender en el tiempo desde tres a diecisiete años, y en la mayoría de los supuestos son identificados en personas de mas de 50 años.  Además, según la Federación de Asociaciones de Celíacos de España, el 75% de los pacientes están aun sin diagnosticar.

retrasoEste retraso tan prolongado hace saltar las alarmas en cuanto a la concienciación y conocimiento de la enfermedad que existe. Hay muchas estadísticas puestas hoy sobre la mesa acerca de la celiaquia, como por el ejemplo la de que las mujeres sufren más esta enfermedad que los hombres.

De todas maneras en lo que si coinciden todos los expertos acerca de  esta problemática es que que no existe una causa única de la aparición de la celiaquía, sino que en ella se encuentra un conjunto de factores predisponentes como la ingesta de gluten, la existencia de una predisposición genética -quien tiene un pariente cercano celíaco tiene una probabilidad de 1 entre 10 de serlo también- y las anomalías en la estructura del intestino delgado, que hacen que sus paredes sean inusualmente permeable.

 

Los síntomas más frecuentes, como ya hemos aclarado en varias ocasiones, que presentan las personas que padecen esta enfermedad son la pérdida de peso y apetito,náuseas,, fatiga,  vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter -irritabilidad, apatía, introversión, tristeza-, dolores abdominales o anemia.

Aunque es bien sabido que se desconoce por el momento tratamiento alguno que cure propiamente la enfermedad, los especialistas afirman que manteniendo una inquebrantable dieta estricta  gluten en la se incluyan los alimentos naturales como legumbres, carnes, pescado, huevos, frutas, verduras, hortalizas y cereales sin gluten -el arroz y el maíz- los pacientes podrán desarrollar una vida completamente normal tanto como la de cualquier otra persona sin celiaquía.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.