Salmorejo de manzana sin gluten para rebañar

¿Pensando ya en el verano y el calorcito? ¿A que ya os imagináis sentados en vuestras mesas degustando platos frescos que nos hagan mucho más fácil la cuenta atrás hasta las vacaciones? A continuación les presentamos como elaborar Salmorejo de manzana de la manera más rapida y eficaz.

Pues bien, como no tenemos una varita mágica, aún, para cambiar este tiempo loco, hoy desde nuestro recetario de QuePuedocomer, os proponemos practicar la elaboración de un nuevo plato para que cuando guardéis las chaquetas lo dominéis a la perfección.

Os traemos, ni más ni menos, que…. ¡un salmorejo de manzana!

Típico de Córdoba, el salmorejo es muy típico en verano por su frescura, pero para los celíacos plantea un “problema”, ya que uno de sus ingredientes de base es el pan. Y ponemos “problema”, porque el único impedimento que supondría sería el referente al ocio (por suerte ya existen numerosos sitios donde degustar ricos platos más allá de un mero filete a la plancha).

No obstante si deseáis hacer la versión clásica de este plato, tan solo debéis sustituir el pan por un pan sin gluten y os quedará igual de rico.

¿Preparados para una nueva versión del salmorejo?

Salmorejo de manzana

Ingredientes para 8 personas:

  • – 8 tomates grandecitos que estén bien rojos y maduros
  • – 4 manzanas
  • – 1 diente de ajo
  • – Sal
  • – Aceite de oliva

Elaboración:

  • En primer lugar escaldaremos los tomates. Para ello, pondremos agua a hervir en un cazo, y mientras se calienta, iremos retirando los tallos y realizando un pequeño corte en forma de cruz en la parte inferior de cada uno.
  • Cuando el agua hierva, introduciremos los tomates dándoles un hervor muy breve (alrededor de unos 30 segundos). Sacaremos con una espumadera y o bien dejamos que se templen solos o bien los enfriaremos bajo agua fría para poder pelarlos.
  • Pelamos las manzanas y cortamos en trozos. Reservamos.
  • Troceamos los tomates y los echamos al vaso de la batidora junto con las manzanas y el ajo. Truco: Procurad quitar el corazón del ajo, el resultado será algo más suave y evitaremos, en medida, la desagradable sensación de que nos “repite” mucho.
  • Batimos a la vez que vamos incorporando el aceite poco a poco hasta conseguir una mezcla bien ligada. Tened en cuenta que el espesor vendrá determinado por un lado por la cantidad de aceite que empleéis, y por otro por el tiempo de reposo mientras se enfría.
  • Rectificamos con la sal (os aconsejamos no añadir mucha si lo vais a acompañar posteriormente con jamón).
  • Dejamos enfriar en la nevera al menos 1 hora.

Como veis se trata de un plato ligero, rico y muy fresco que podéis servir acompañado tanto de huevo duro, como de taquitos de jamón, croûtons, etc.

Y después de esto… ¿por qué esperar? Seguro que sabe igual de rico con la chaqueta puesta…

Recetas de salmorejo de manzana

Salmorejo de manzana sin gluten para rebañar

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
Aplicación buscador de alimentos permitidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

- 45%

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.