Viajar con alergias alimentarias sin miedos

Las personas con alergias alimentarias están obligadas a cuidar su dieta más de lo normal para evitar problemas de salud. Para que la comida no nos amargue las vacaciones, es importante seguir ciertos pasos para viajar con alergias, que cuestan muy poco y que nos darán confianza en esos días que deben ser de relajación.

Una persona con una alergia alimentaria no tiene que dejar de viajar. Fuera pensamientos negativos y buscar obstáculos a nuevas experiencias por tener que llevar una alimentación adecuada. En primer lugar, ser conscientes de lo que podemos comer y lo que no; en segundo lugar, rodearnos de personas que tengan consideración con este problema que, en todo caso, no es voluntario.

viajarViajar con alergias

La planificación del viaje es básica. Para evitar inseguridades y disfrutar al cien por cien de unas merecidas vacaciones, recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos básicos antes de viajar:

  1. -Elección del destino. Consultar con el médico los distintos posibles destinos que estéis barajando antes de tomar la decisión. Te aconsejará de cuál es más recomendable según tu alergia alimentaria.
  2. -Comprobar las existencias de medicamentos. Es importante comunicar previamente a un alergólogo los planes de viaje para hacerte con un botiquín con medicamentos básicos (como antihistamínicos o inhaladores) y calcular lo que podemos llegar a necesitar en el periodo de tiempo que estaremos fuera.
  3. -Autorización médica para controles de seguridad. Para evitar problemas, pedir una carta escrita al médico donde certifique que los medicamentos que viajan con nosotros son necesarios para tratar alergias.
  4. -Recabar información sobre el punto de destino. Importante llevar contactos y direcciones de los hospitales y la atención médica disponibles, en caso de emergencia.
  5. -Información sobre los establecimientos de comida y restaurantes. Saber con qué se cocina en el destino y tratar de averiguar cuáles serán los principales alimentos problemáticos para evitarlos.
  6. -Higiene. Es recomendable llevar siempre encima toallitas húmedas para la limpieza de las manos. Cuando viajamos no siempre es posible acceder a agua corriente y jabón.
  7. -Lleva alimentos. Por si las moscas, sobre todo para cuando hagamos viajes largos y tengamos que comer en aviones o trenes y dudemos de la presencia de alimentos a los que tenemos alergia en los paquetes precocinados que sirven.
  8. -Informar a los demás sobre la alergia. No se trata de auto-estigmatizarse, pero es importante que los acompañantes sepan qué alergias alimentarias sufres para lograr una mejor comprensión y para que sepan cómo actuar en caso de emergencia.
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on Pinterest
QuéBox Sin Gluten y Sin Lactosa

Un Commentario

Alérgico

Me ha gustado mucho este artículo, yo soy alérgico a todos los frutos secos y varias frutas. He pasado muchos años sin viajar por miedo a una alimentación desconocida, pero un día decidí irme de mochilero por el mundo y la vida me ha cambiado por completo. Un saludo!

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

X

Consigue un descuento de
en tu primera QuéBox

7 €

No, gracias

*Promoción válida para nuevos clientes.