Alternativas nutricionales a los frutos secos

Alternativas nutricionales a los frutos secos
8 enero 2016 Raquel Andrés

Los frutos secos tienen unos nutrientes muy beneficiosos para la salud, además de aportar un interesante complemento energético para los deportistas, suponen una gran variedad de alternativas nutricionales. No obstante, hay personas que, por alergia o intolerancia, no pueden o no deben ingerirlos. ¿Hay alimentos sustitutivos en cuanto a su valor nutricional? Sí, los especificamos en este artículo.

Alternativas nutricionales a los frutos secos

Alternativas nutricionales

Los frutos secos son alimentos muy ricos en proteínas vegetales, en grasas de buena calidad, en minerales, en vitaminas y en fibra. Todo ello repercute en numerosos beneficios para la salud, el más relevante, la reducción de riesgos de enfermedades cardiovasculares.

Así, los frutos secos tienen en torno al 20% de proteínas. En cuanto a lípidos, contienen entre un 50 y un 70%, con grasas monoinsaturadas (oleico) -que reducen el llamado “colesterol malo”- y poliinsaturadas (linoleico); las primeras se encuentran, sobre todo, en almendras y avellanas, mientras que las segundas predominan en las pipas, nueces y piñones.

Sobre los minerales, las almendras son muy ricas en calcio, y los frutos secos en general también constituyen una buena fuente de potasio, fósforo, magnesio y manganesio, relacionados con los huesos y el sistema nervioso. Los frutos secos son una gran fuente de vitamina E, antioxidante, y otras del grupo B.

Pues bien, ¿qué alternativas alimentarias existen para suplir estas interesantes fuentes de nutrientes que son los frutos secos? Toma nota para hacer una dieta equilibrada:

– Las legumbres suplen las proteínas vegetales, pues las contienen entre un 19% y un 23%. También son fuente de calcio, magnesio, potasio, vitaminas y fibra. Imprescindibles.

– Los cereales vegetales son ricos en vitamina B, E, manganeso, calcio, potasio y fibra.

– Las frutas y las verduras son, como siempre, una opción ideal por su valor en fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales. Las hay, incluso, que son una fuente relevante de calcio.

– El aceite de oliva, rey en la dieta y en la cultura mediterránea, contiene en abundancia e característico ácido oleico. Además, en su variedad más pura, el aceite virgen conserva la vitamina E natural de las aceitunas, con un porcentaje similar al de las nueces.

– El pescado azul tiene un buen aporte de proteínas (entre el 18% y el 20%) y de ácidos grasos insaturados (tanto oleico como linoleico), así como Omega 3. Estos últimos ácidos grasos son beneficiosos para reducir los lípidos en la sangre y tener menos riesgo de sufrir enfermedades coronarias. También son conocidos por su aporte de potasio y calcio (en los pescados pequeños en los que se ingiere la espina).

Beneficios de los frutos secosBeneficios de los frutos secos

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.