Croquetas de espinacas y jamón sin gluten y sin lácteos

Croquetas de espinacas y jamón sin gluten y sin lácteos
16 enero 2019 Quepuedocomer

Si hay una receta que gusta a todo el mundo, esa es la croqueta. Triunfan en todas sus versiones: tradicionales, de setas, de pescado, de verduras…por ello, hoy os traemos una nueva receta de croquetas sin gluten, esta vez de espinacas para que deis rienda suelta al chef que lleváis dentro.

 

Ingredientes:

  • 450 g de espinacas congeladas
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gr de jamón o bacon
  • 300 ml de bebida vegetal
  • 150 g de maicena
  • aceite de oliva
  • pan rallado sin gluten
  • 3 huevos
  • Sal y pimienta.

croquetas

Elaboración de las croquetas:

 

Comenzaremos descongelando las espinacas en el microondas durante unos minutos. Cuando estén listas, las escurriremos lo máximo posible y reservaremos.

 

A continuación, ponemos un buen chorreón de aceite de oliva en una sartén grande, en la que añadiremos la cebolla picada, los ajos picados y un poco de sal. Cuando la cebolla comience a ponerse transparente, es el momento de añadir las espinacas y el jamón troceado a trozos pequeños, hasta que se evapore toda el agua que puedan soltar las espinacas.

 

En un bol aparte, mezclaremos la leche vegetal que más nos guste con la maicena y salpimentaremos al gusto. Añadiremos esta mezcla a la sartén anterior y dejaremos que vaya espesando hasta que alcance una textura de bechamel muy densa. Retiraremos del fuego y dejaremos enfriar durante por lo menos un par de horas (mejor si es toda la noche).

 

Con la masa fría, iremos formando bolitas con la masa y dándole la forma deseada. Rebozamos cada croqueta primero por maicena, después por huevo batido y por último por pan rallado sin gluten. Si sois alérgicos al huevo, podéis mezclar en este paso un poco de maicena con agua hasta conseguir una textura parecida al huevo y usarlo como sustitutivo de éste.

 

Freímos nuestras croquetas o, si queremos una versión más saludable, las pondremos sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear durante 15 minutos a 200º , con calor arriba y abajo.

 

Nuestro consejo es hacer mucha cantidad, para así poder congelar las que os sobren antes de hornear o freír, así la próxima vez sólo tendréis que sacarlas del congelador y ¡voilá!, croquetas caseras en un santiamén.

 

Os recordamos que también tenéis otras recetas de croquetas sin gluten en nuestro blog, como las croquetas de calamar, de verdura o nuestra versión de croquetas low cost.

 

¿Os ha gustado esta receta? Dejadnos en comentarios cuál es vuestra receta de croquetas sin gluten favorita.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.