Gestión de Alérgenos en la Industria Alimentaria

Gestión de Alérgenos en la Industria Alimentaria
11 diciembre 2013 Andrea Signes Ivars
Etiquetado de alimentos

En el post anterior, os presentábamos un pequeño resumen sobre la Guía de Gestión de Alérgenos en el etiquetado de la Industria Alimentaría elaborada por Food Drink Europe y la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas.

En el post de hoy, os trasladamos las recomendaciones de la guía respecto al Etiquetado de Alérgenos.  Para quienes son alérgicos, y también sus familiares, hacer la compra diaria puede resultar una odisea ya que hay que revisar el etiquetado de cada uno de los alimentos. Con nuestro buscador de alimentos permitidos facilitamos esta tarea pero es muy importante que el etiquetado de los alimentos sea sencillo, fácil de identificar y  que, por supuesto, se indiquen la totalidad de alimentos alérgenos que contenga dicho alimento.

etiquetas-de-los-alimentos

Gestion de alérgenos

Según la Guía de Gestión de Alérgenos en la Industria Alimentaria, en el etiquetado se deben indicar los siguientes elementos (salvo excepciones):

  • Cereales que contengan gluten.
  • Crustáceos y productos a base de crustáceos.
  • Huevos y productos a base de huevos.
  • Pescado y productos a base de pescado.
  • Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.
  • Soja y productos a base de soja.
  • Leche y sus derivados (incluida la lactosa).
  • Frutos de cáscara: almendras, avellanas, nueves, anacardos, pacanas, nueves de Brasil, pistachos, nueces de Macadamia  y derivados.
  • Apio y productos derivados.
  • Mostaza y productos derivados.
  • Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.
  • Dióxido de azufre y sulfitos en concentrados superiores a 10mg/kg o 10mg/litro.
  • Altramuces y productos a base de altramuces.
  • Molusco y productos a base de moluscos.

Además, la forma de indicar los distintos ingredientes es otra cuestión importante. En primer lugar, el alérgeno debe destacarse mediante un tipo de fuente, estilo o color de fondo que resulte visible y fácil de localizar. Cuando no hay una lista de ingredientes, debe indicarse la presencia de alérgenos mediante la palabra “Contiene”.

También se recomienda el Etiquetado Voluntario Adicional Sobre Alérgenos. Se utilizarán las palabras “Puede contener” cuando se quiera indicar la posible presencia de sustancias o productos que causen alergia o intolerancia.

Para finalizar, en caso de que el alimento contenga varios ingredientes o coadyuvantes tecnológicos que provengan de una sustancia alérgica, se deberá indicar tantas veces como este elemento esté presente.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.