Golden milk: todos los beneficios que la cúrcuma aporta al organismo

Golden milk: todos los beneficios que la cúrcuma aporta al organismo
15 enero 2019 Quepuedocomer

La cúrcuma, además de ser la especia que da ese color amarillo tan característico al curry, es una gran aliada para cuidar nuestra salud. Utilizada ya desde hace siglos en la cultura asiática, se extrae de la raíz de una planta del mismo nombre, familia del jengibre. Se ha demostrado que esta especia contiene un alto índice de hierro, sodio, magnesio, potasio y zinc, por lo que  su consumo continuado reporta grandes beneficios para nuestro organismo.

Beneficios del consumo de cúrcuma:

-Es un poderoso antioxidante, la cual reduce de manera considerable el daño de los radicales libre, y hay quien por esto lo dota de poder anticancerígeno. Detienen la oxidación celular en órganos vitales como el riñón, el hígado o el corazón.

 

-Tiene gran poder antiinflamatorio, lo cual es recomendable en caso de artritis, colon irritable o cualquier otro proceso inflamatorio, con la ventaja de que, a diferencia de otros antiinflamatorios, no genera daños en las mucosas gástricas.

 

 

cúrcuma

-Favorece la digestión, ya que aumenta la secreción de bilis y favorece el buen funcionamiento del hígado. Alivia la sensación de empacho, la indigestión y previene la formación de gases.

 

-Se le atribuye un moderado efecto hipolipemiante, que puede ayudar a bajar los niveles de colesterol LDL y de triglicéridos en sangre.

 

La cúrcuma se puede utilizar como sustitutivo del azafrán el arroces y guisos, añadiéndolo a la harina en rebozados o en salsas, el límite está en vuestra imaginación. Una receta muy original es la “Golden milk o leche de cúrcuma”, una bebida caliente similar a un capuccino pero muy especiada, que podréis preparar en un santiamén y que os ayudará a favoreceros de todos beneficios de esta fantástica especia.

 

cúrcuma

Leche de cúrcuma o Golden milk

Ingredientes:

Una taza de leche o bebida vegetal
1 cucharadita de cúrcuma
1 cucharadita de canela
Una pizca de nuez moscada
Una pizca de pimienta
Miel o estevia al gusto

 

Ponemos la leche en un cazo y, justo antes de que rompa a hervir, la retiraremos del fuego. Ahora será el momento de añadir las especias y remover durante unos minutos para integrar todo bien. Las especias podéis ir modificándolas al gusto, ya que la única imprescindible será la cúrcuma.

 

Añadiremos la miel o el edulcorante hasta que esté a nuestro gusto y la serviremos bien calentita. Esta bebida, además de reconfortante, posee todos los beneficios de las especias y está recomendada durante procesos gripales o catarrales.