Hojaldre de manzana sin gluten, sin lactosa y sin huevo

Hojaldre de manzana sin gluten, sin lactosa y sin huevo
8 mayo 2015 Leticia Vijuesca
Hojaldre de manzana

Desde Qué Puedo Comer os proponemos una tarta de hojaldre de manzana, muy rica y algo distinta porque se toma caliente, y sobre todo sin muchos de esos alérgenos que a veces no nos dejan disfrutar plenamente.

¿Preparados?, pues a por lápiz, papel y manos a la obra.

Hojaldre de manzana

Ingredientes:

  • Masa de hojaldre sin gluten ya preparada; se puede comprar en la mayoría de los supermercados y casi todas están exentas del resto de alérgenos (no implica que todas). En este caso os recomendamos comprarlo hecho y no elaborarlo por cuestión de tiempo.
  • 2 ó 3 manzanas amarillas de tamaño mediano. El número de manzanas dependerá del tamaño del molde o bandeja, cuanto más pequeña menos manzanas, ya que usar demasiada fruta daría como resultado una gruesa capa que en boca puede resultar algo pesada.
  • Margarina.
  • Aceite de oliva.
  • Mermelada de melocotón.

Elaboración:

  • En una bandeja apta para horno echaremos unas gotitas de aceite y extenderemos por toda la base, con esto evitaremos que el hojaldre se pegue y se parta al sacarlo.
  • Colocamos la masa de hojaldre en dicha bandeja y pinchamos con un tenedor (flojito y sin arrastrar) varias veces. Truco: Para que el postre no quede tan extendido, subid los bordes del hojaldre un poco.
  • Precalentamos el horno a 180 °C
  • Pelamos las manzanas y partimos en láminas muy finas colocándolas sobre la base de hojaldre de manera algo ordenada y repartida.
  • Una vez que tengamos nuestra tarta montada, pondremos trocitos muy pequeños de margarina por encima o, si os resulta más cómodo, podéis untarlo. Recordad, muy poca cantidad y a temperatura ambiente.
  • Metemos en el horno unos 30 minutos. Es importante que echéis un vistazo de vez en cuando para controlar que el hojaldre no se queme. Cada horno es un mundo y en algunos casos no llegan a ser necesarios esos 30 minutos. Truco: Una manera de comprobar si ya está hecha es meter despacito un utensilio plano de madera (tenedor, pala, etc.) y comprobar si se despega de la bandeja, si lo hace nuestra tarta está lista.
  • Por último, como toque final, añadimos la mermelada de melocotón por encima. Extendedla con cuidado y no empleéis excesiva cantidad, queremos obtener un toque brillante y sabroso en la manzana. Podéis usar la mermelada que más os guste, pero recordad que ésta se unirá al sabor de la manzana.
  • Con el horno apagado metemos 2 minutos para que se derrita la mermelada y…¡voila!

Se trata de un postre que suele tomarse caliente, de ahí la originalidad, pero frío también está muy rico ¡seguro que os encanta!

Recetas de holadre de manzana

1 Comentario

  1. As fibras solúveis como se dissolvem na água formam um gel y
    también permanecem mais tempo no estômago dando assim uma maior sensação de saciedade.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.