Cómo elegir una la horchata apta para nuestras intolerancias

Cómo elegir una la horchata apta para nuestras intolerancias
29 mayo 2019 Quepuedocomer
horchata

No hay nada mejor en verano que una horchata fresca al caer la tarde, ¿verdad? Además, al ser una bebida vegetal es muy saludable ya que es rica en vitaminas (B1, C y E), contiene Ácido Oleico y Fitoesteroles, que contribuyen a mantener niveles normales de colesterol. En el supermercado la podemos encontrar en multitud de formatos, pero los etiquetados son complicados y confusos, más todavía cuando tenemos que cuidar nuestra dieta debido a alguna alergia o intolerancia. Por lo tanto, ¿sabemos realmente si todas las horchatas son aptas para nosotros?

 

Para comenzar, hablaremos brevemente de los diferentes tipos de horchata que podemos encontrar:

 

horchata

Horchata envasada UHT: Es la más fácil de encontrar, sin necesidad de refrigeración para su conservación. Su proceso de obtención se basa en la aplicación de calor a altas temperaturas para reducir la cantidad de microorganismos en el producto y alargue su caducidad En contra, se pierden propiedades del producto.

 

Horchata fresca: La encontramos en la zona de refrigerados. Aunque incluye la palabra “fresca”, no debemos pensar que se trata de “natural o recién extraída de la chufa”. Esta horchata es igualmente pasteurizada y el proceso de pasteurización le hace también perder propiedades.

Horchata concentrada o condensada: Es quizá la menos conocida, ya que son pocas marcas las que la comercializan. No está lista para beber directamente, se ha de mezclar con agua en casa para obtener nuestra horchata apta para consumir.

 

¿Qué horchata puedo tomar si soy vegano o intolerante a la proteína de la leche de vaca?

 

Si tenemos que seguir una dieta de estas características, tenemos que tener cuidado ya que la gran mayoría de horchatas frescas y UHT llevan añadida proteína láctea.

 

Cuando un producto lleva agua, en la mayoría de los casos y para que la presentación del producto sea óptima (en este caso no se separe la pulpa de la chufa del agua) se necesita añadir una proteína láctea de origen animal.

 

Por eso la forma más segura de consumirla es de forma concentrada o condensada donde, además, al extraer casi toda el agua de la fórmula mantiene todo su almidón, vitaminas y propiedades naturales.

 

Horchata HISC, sana y apta para todos

 

Este tipo de horchata es el que fabrica la marca HISC (Hijos de Salvador Costa), líder en horchata concentrada. Esta marca lleva elaborando su producto mediante un proceso de elaboración natural desde los años 40 y es la única 100% vegetal, sin gluten, sin lactosa, sin proteína láctea, sin conservantes, ni colorantes.

 

En su elaboración no se introduce ningún tipo de proteína láctea, por lo que es totalmente apta para veganos y alérgicos a la proteína de leche de vaca. Además, por si fuera poco, al ser concentrada, conserva todas las propiedades y sabor de la horchata fresca (recién extraída) ya que al no contener apenas agua no necesita tanta pasteurización. Esto hace que sea rica en vitaminas (B1, C y E) y en otros nutrientes esenciales como Hierro, Magnesio, Potasio, Fósforo y Zinc.

Podemos encontrarla en 3 variedades diferentes, para que podáis elegir la que más os guste:

 

horchata

Horchata artesana: elaborada artesanalmente mediante la receta clásica valenciana, en formato de 500ml o 1000ml.

 

Horchata 10 gourmet: calidad Premium con más de un 62% de las mejores chufas (Doble Selección, la única en el mundo con tan alta concentración) 100% Denominación de Origen de Valencia.

 

Horchata bio ecológica sin sacarosa Terra i Xufa: la misma calidad, pero con chufas procedentes de cultivo ecológico.

 

Si estáis interesados en probarla (¡¿y quién no?!), podéis encontrarla a través de su tienda online y en tiendas gourmet ya que, como dicen ellos “Lo Natural es que la hagas tú”.