Qué hacer si se tiene intolerancia al tomate

Qué hacer si se tiene intolerancia al tomate
13 marzo 2020 Pedro González Núñez
intolerancia al tomate

El tomate es un ingrediente estrella. Este alimento está presente en multitud de platos. Esto se debe a que es sano, se puede preparar de muchas maneras, tiene un sabor muy agradable, es un alimento barato que se puede adquirir durante todo el año, etc. Lo solemos encontrar en numerosas recetas y normalmente es esencial en nuestra dieta. Pero surge una gran duda, qué hacer si se tiene intolerancia al tomate.intolerancia al tomate

El tomate es consumido a nivel mundial. Sus componentes, unidos a los beneficios que aporta, hacen de él la base y el complemento perfecto en numerosas recetas. Ya que tiene pocas calorías y un sabor muy bueno, los hay de muchos tipos, tiene fibra, es rico en antioxidantes (entre ellos el más importante es el licopeno), contiene vitaminas del grupo B y vitamina C., minerales, etc., está considerado como un alimento muy completo.

 

Por todos esos motivos cuando la intolerancia al tomate es detectada y lo tenemos que eliminar definitiva o temporalmente de la dieta, nos supone una complicación, además de generar cierto temor al privar al organismo de los beneficios que implican su consumo.

Qué ocurre con la intolerancia al tomate

Como todas las intolerancias, produce síntomas realmente molestos como ardor de estómago, inflamación abdominal, dolor estomacal, inflamación, urticaria, etc. Síntomas que no son tan graves como los alérgicos, pero que perjudican tanto la calidad de vida que se hace necesaria la eliminación total del tomate en la dieta.

Pero gracias a la extensa gama de verduras existentes en el mercado, la sustitución del tomate por otros alimentos no es tan complicada. Y aunque ningún producto posee exactamente idénticas propiedades que otro, si que es posible consumir verduras cuyos componentes se encuentren en el tomate y sean igual de beneficiosos.

De este modo, encontramos la sandía. Al igual que el tomate, tiene muy pocas calorías y también es rica en vitaminas C, del grupo B, A y contiene licopeno. Además, por su elevado contenido en agua, hidrata y refresca más, siendo su sabor dulce de lo más agradable.

intolerancia al tomateOtro alimento a tener en cuenta es la zanahoria. Verdura que encontramos durante todo el año. En ella vamos a encontrar licopeno, vitaminas C y E (esta en concreto tiene un gran poder antioxidante).

Otra verdura igual de exquisita y beneficiosa es la calabaza. Se encuentra durante todo el año. Es rica en minerales, fibra, licopeno, proteína, etc. Una verdura muy completa y sabrosa.

En las frutas encontramos la papaya, que al igual que las anteriores contiene licopeno, vitaminas A y C, potasio, etc.

Incluye esta gama de fruta y verduras en tu dieta, porque además de estar riquísimas, te aportarán nutrientes que te ayudarán a no echar de menos al tomate.

Fuente | livestrong