Manzanas asadas con nueces y canela, un postre sin gluten que te devolverá a la infancia.

Manzanas asadas con nueces y canela, un postre sin gluten que te devolverá a la infancia.
12 diciembre 2018 Quepuedocomer

Si hay un olor navideño e invernal por excelencia, es el de las manzanas asadas con canela haciéndose en el horno. Sabéis que en Qué Puedo Comer nos gusta traeros recetas modernas y actuales, pero también aquellas que recuerdan a la infancia y que por una razón u otra parecen haber caído en el olvido. Hoy, por ejemplo, os traemos esta receta de manzanas asadas con nueces, pasas y canela que seguro que sorprenderá a vuestros invitados y os aseguramos que no puede ser más rápida, sencilla y económica.

 

Ingredientes

  • 4 manzanas rojas o amarillas
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de canela
  • 25 gr de nueces peladas y troceadas
  • 30 gr de uvas pasas
  • 1 cucharada de margarina
  • 150 ml de agua

Elaboración

 

Antes de comenzar, pondremos el horno a precalentar a 180º.

 

Para comenzar este postre, lavaremos bien las manzanas y le haremos un corte para retirar el tallo, como se ve en la imagen, y reservaremos. Les quitaremos el corazón con un descorazonador o un cuchillo, con cuidado de no llegar a agujerear la base. Agrandaremos este agujero lo máximo posible ya que será el lugar donde rellenaremos nuestras manzanas.

 

Tras esto, pondremos en un bol el azúcar moreno, la canela, las nueces troceadas y las pasas picadas y lo mezclaremos todo bien. Este será nuestro relleno, por lo que podéis hacerlo un poco a vuestro gusto, como por ejemplo darle un toque más especial añadiendo un cuarto de cucharadita de nuez moscada, jengibre en polvo o vainilla.

 

En una fuente apta para horno, podremos las manzanas y las iremos rellenando con la mezcla anterior. Encima de cada una de ellas, pondremos un cuarto de cucharada de la margarina y le pondremos a cada una su “tapa” que le hemos quitado al principio. Tras esto añadiremos el agua en la base de la fuente para crear un efecto de vapor dentro del horno.

 

Hornearemos las manzanas entre 30 y 45 minutos hasta que estén tiernas, pero no demasiado blandas, ya que si no serán muy difíciles de servir. Sacaremos las manzanas del horno y las serviremos rociándolas por encimas con el jugo que ha quedado en la base de nuestra fuente. Las podemos decorar con canela en polvo, azúcar glas ¡o lo que se os ocurra!