Cinco gigantes de la alimentación comenzarán a aplicar el polémico “semáforo nutricional” en el etiquetado.

Cinco gigantes de la alimentación comenzarán a aplicar el polémico “semáforo nutricional” en el etiquetado.
9 noviembre 2018 Quepuedocomer

Antes de final de año, cinco grandes multinacionales del consumo comenzarán a aplicar en algunos países de la Unión Europea un nuevo etiquetado por colores que ellas mismas han diseñado, pero con el que no todos están de acuerdo. En esta nueva etiqueta las grasas, grasas saturadas, azúcares y sales de cada producto serán señaladas con el color verde, ámbar o rojo en función de que su cantidad sea baja, media o alta.

 

Así, Mondelez, Nestlé, PepsiCo, Coca-Cola y Unilever aseguran que el cliente estará más informado de los alimentos que consume y será más consciente a la hora de elegirlos. Durante los últimos meses, estas cinco empresas han llevado a cabo una encuesta entre más de 3500 consumidores en 7 países europeos, cuya conclusión es que ocho de cada 10 encuestados consideran que este método favorece la comprensión nutricional de los productos.

 

 

 

Significado de los 3 colores:

 

  • Rojo. En general, son los productos desaconsejados, aunque se admiten para su “consumo ocasional”. Estos alimentos cumplen al menos uno de los siguientes requisitos: más de 15 gramos de azúcar; 20 gramos de grasas; 5 gramos de grasas saturadas; o más de 1,5 gramos de sal.
  • Ámbar. Las autoridades sanitarias consideran que están “bien”, pero “todavía es mejor” consumir los del semáforo verde. Son productos con al menos alguno de estos requisitos: entre 5 y 15 gramos de azúcar; entre 3 y 20 gramos de grasas; entre 1,5 y 5 gramos de saturadas; y entre 0,3 y 1,5 gramos de sales.
  • Verde. Son los considerados “más sanos”. Tienen semáforo verde si se trata de productos de menos de 5 gramos de azúcares, menos de 3 gramos de grasas, menos de 1,5 gramos de grasas saturadas y menos de 0,3 gramos de sales

 

Este etiquetado nutricional evolucionado (ENL por sus siglas en inglés) estará disponible antes de finales de este año solo para algunos productos en algunos países europeos. Durante 2019 se ampliará el número de productos en los que se usa y en 2020 se hará una evaluación para validar el sistema y ver si realmente ha sido efectivo.

 

Pero, ¿dónde reside la polémica de este “semáforo nutricional”?

 

El problema viene en que estos colores se mostrarán por porción de alimento y no por cada 100 gramos de producto, cosa que los nutricionistas, médicos e incluso algunas empresas piensan que puede inducir a error. Por ejemplo, el grupo Mars, que inicialmente formaba parte del grupo de empresas que lo iban a implementar, salió del proyecto al considerar que la solución por porciones “no cuenta con la credibilidad y el amplio consenso necesario” para hacerla viable.

 

El sistema ha sido aplicado a 11 categorías —cereales, pasteles, queso, chocolate, helados, margarina, mayonesa, aperitivos salados, dulces y golosinas, mermeladas y galletas dulces— a las que se le ha asignado un color u otro en función de las porciones, un elemento que no está reglado de manera oficial y que no siempre son realistas comparados con el consumo real. Además, al no mostrarse por cada 100 gr de producto, perdemos la posibilidad de poder comparar entre sí alimentos de diferentes categorías.

 

Las carencias en este sistema de etiquetado dan lugar a que, por ejemplo, en Reino Unido, donde este sistema lleva implantado por algunas empresas durante los últimos años, el aceite de oliva o los frutos secos sean catalogados con el color rojo (por contener grasas, aunque saludables), mientras que algunos refrescos son catalogados con el color verde.

 

Como ya sabéis, desde Qué Puedo Comer llevamos mucho tiempo preocupándonos por ofreceros toda esta información nutricional tanto desde nuestro blog como con nuestra app móvil, donde podréis crear vuestro propio semáforo nutricional poniendo un límite máximo de azúcar, grasas saturadas o sal (mostrados por cada 100 gramos de producto) en los alimentos que queréis que se muestren en vuestras búsquedas. Si todavía no la habéis descargado, podéis hacerlo de manera gratuita aquí.

 

¿Qué creéis vosotros, que este sistema será beneficioso para los consumidores y les ayudará a llevar una alimentación más saludable o que, por el contrario, será todavía más confuso que el etiquetado actual? ¡Dejadnos vuestra opinión en comentarios!

1 Comentario

  1. Irene 3 días hace

    gracias por toda esta información. Yo pienso que va a ser más confuso porque efectivamente puede conducir a creer que peque una Porcion de un alimento sea verde… ahora un porción, por la tarde otra.. mañana otra.. y al final se come más cantidad por pensar que es “sano” al estar en verde. Y como bien decís no se puede comparar con otros alimentos al ser tan diferente las porciones en uno y otro

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.