Receta de sopa de verduras, lenteja roja y trigo sarraceno

Receta de sopa de verduras, lenteja roja y trigo sarraceno
9 enero 2019 Quepuedocomer
sopa

Ahora que se han acabado las Navidades llega el momento de volver a la rutina y, sobre todo, hacer examen de conciencia y darnos cuenta de todos esos excesos que hemos cometido en nuestra dieta durante estas fiestas. Por ello, os traemos una receta de sopa de verduras sencilla y ligera, pero que al mismo tiempo nos aportará cantidad de nutrientes beneficiosos para nuestro organismo como fibra, minerales y proteínas.

Como ya os hemos comentado en alguna ocasión, el trigo sarraceno es un pseudocereal que, a pesar de llamarse trigo, no tiene gluten y es totalmente apto para celíacos. Además, es rico en aminoácidos, antioxidantes y proteínas. En esta receta lo utilizaremos en su versión tradicional, en grano, pero también se puede encontrar en forma de harina con la que realizar pasta apta.

Además, gracias a la lenteja roja esta sopa nos aportará proteína de origen vegetal y aminoácidos esenciales, fibra y minerales.

Ingredientes:

  • 2 cebolletas
  • perejil
  • 2 zanahorias
  • 2 puerros
  • 100 gr de champiñones
  • 100 gr de trigo sarraceno
  • 30 gr de lentejas rojas
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • Cúrcuma

 

 

Elaboración:

 

Para el caldo, pondremos en una cazuela la parte de las verduras que normalmente desechamos, que en este caso serán la parte verde de las cebolletas y los puerros (bien limpios). Rehogaremos un minuto en aceite de oliva y sazonaremos al gusto. Añadiremos agua y unas ramas de perejil y lo coceremos todo durante 15 minutos. Colamos y reservamos el caldo.

 

Pelamos y picamos las cebolletas, los puerros y las zanahoria finamente y lo pondremos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva. Lavaremos los champiñones, los laminaremos y añadiremos a la cazuela anterior . Esperaremos a que todo comience a dorarse, y será el momento de agregar las lentejas rojas y el trigo sarraceno que previamente hemos enjuagado.

 

Cubrimos todo con el caldo que habíamos reservado y añadimos una cucharadita de cúrcuma. Cocemos todo durante unos 20 minutos a fuego suave. Volveremos a ajustar el punto de sal y desgrasaremos si es necesario con ayuda de un cazo.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.