Tarta de calabaza sin huevo, sin lactosa, sin gluten y sin azúcar.

Tarta de calabaza sin huevo, sin lactosa, sin gluten y sin azúcar.
26 octubre 2018 Quepuedocomer
calabaza

Halloween se acerca, y para que podáis celebrarlo como se merece sea cual sea vuestra intolerancia, os dejamos esta receta de tarta de calabaza (o auyama, como se le conoce en algunos países de Latinoamérica) vegana, sin huevo, sin lactosa, sin gluten y sin azúcar ¿Preparados?¡Pues empezamos!

 

INGREDIENTES

PARA LA BASE:

  • 50 g copos de avena
  • 150 g harina de arroz
  • 50 g harina de garbanzos
  • 30 ml agua
  • 50 ml de aceite de oliva

 

PARA EL RELLENO

  • 550 g de calabaza troceada
  • 150ml leche de coco
  • 1 cdta canela molida
  • ½ cdta nuez moscada
  • ½ cdta extracto de vainilla

calabaza

PREPARACIÓN

Para comenzar, precalentaremos el horno a 180º.  En un bol grande, mezclaremos la harina de garbanzo y la harina de arroz, tamizándolas bien, para pasar ahora a añadir a esta mezcla los copos de avena. Añadimos el aceite de oliva y vamos mezclando con cuidado, hasta que la masa comience a desmigarse. En este punto es cuando añadiremos el agua poco a poco e iremos amasando con las manos hasta formar una bola. Para conseguir la textura deseada, podemos añadir más agua o harina si hiciera falta. Cuando hayamos amasado la mezcla anterior durante 5 minutos, la estiraremos con las manos o con ayuda de un rodillo.

 

Pintaremos con aceite un molde de horno en el que pondremos nuestra masa para hacer la base de la tarta, presionando un poco con los dedos para adaptarla bien a la base y los laterales de nuestro molde. Con un tenedor, pincharemos ligeramente la masa y la hornearemos durante 20 minutos con calor arriba y abajo. Tras esto, la sacaremos y dejaremos enfriar ligeramente.

 

Mientras la masa se hornea, será el momento de preparar el relleno. Para ello, pelaremos y cortaremos la calabaza en trozos, y la pondremos en una olla cubriéndola con agua.  Hervimos nuestra calabaza a fuego medio durante 10 minutos, hasta que quede blandita. Cuando esto ocurra, escurriremos el agua y dejaremos que se enfríe ligeramente.

 

Podremos en el vaso de la batidora la calabaza, la leche de coco, las especias y el extracto de vainilla y trituraremos bien hasta obtener un puré homogéneo. Vertemos el puré encima de la masa que habíamos horneado y volvemos a llevar al horno durante 25 minutos más. Sacamos del horno y dejamos enfriar antes de servir.

 

Podéis servirla acompañándola de nata vegetal y espolvoreando un montón de canela por encima.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.