Tarta helada de piña sin gluten, baja en grasas y azúcares

Tarta helada de piña sin gluten, baja en grasas y azúcares
15 junio 2018 Quepuedocomer

Si algo nos transporta al verano es el sabor de la piña. Ahora que por fín está llegando el calor, os proponemos esta tarta helada que, además de estar riquísima, tiene menos grasas y azúcar que las tartas tradicionales, ya que no lleva nata ni azúcar añadido en su preparación. ¿Os animáis a probarla?

Ingredientes

Para la baseblur-cake-cheesecake-557662
120 gr de galletas sin gluten tipo digestive (sin azúcar ni gluten)
1 cucharada de queso crema (light)

Ingredientes para la mousse
2 yogures de piña 0 %
100 gr de crema de queso (light)
150 gr de mermelada de piña baja en azúcar
100 gr de leche desnatada
6 hojas de gelatina
1 cucharada de edulcorante líquido

Para la cobertura
3 claras de huevo
1 yogur de piña  0%
50 gr de leche desnatada
1 cucharadita de edulcorante líquido
2 hojas de gelatina
Colorante amarillo (opcional)

Para comenzar, vamos a triturar las galletas para la base. Cuando las tengamos lo más finas posibles, las mezclaremos un una cucharada de queso crema light hasta crear una pasta firme. Ponemos nuestra base sobre un molde previamente forrado con papel de horno, apretando bien, y lo llevamos a la nevera.

Para el relleno, empezaremos por poner las hojas de gelatina a hidratar las hojas de gelatina en agua fria.

Mientras tanto, en un bol mezclaremos los yogures, el queso crema, la cucharada de edulcorante líquido y la mermelada de piña, removiendo hasta que consigamos una pasta homogénea.

En el microondas, ponemos la leche a calentar (sin que llegue a hervir) y agregamos las hojas de gelatina ya hidratadas (previamente coladas del agua en las que las teníamos hidratando) y removemos hasta que se diluya.Colamos para que no quede ningún grumo y agregamos a la mezcla anterior.

Para darle esponjosidad al rellno y hacerla más ligera, en lugar de usar nata montada, montamoremos las claras de huevo a punto de nieve y mezclamos con movimientos envolventescon la mezcla anterior, con mucho cuidado para que no se baje.

Sacamos el molde de la nevera y vertemos la mezcla para posteriormente dejarla reposar en el congelador.

Para la cobertura de piña realizaremos un proceso parecido al anterior. Pondremos a hidratar las hojas de gelatina en agua fria y, mientras tanto, batimos los yogures con el edulcorante.  A modo decorativo, podéis poner unas gotas de colorante amarillo para que quede una diferencia de color entre la cobertura y el relleno.
Calentamos la leche en el microondas y agregamos las hojas de gelatina hidratadas, previamente separadas del agua. Mezclamos con el yogur.
Sacamos la tarta del congelador, vertemos la mezcla sobre la mousse y volvemos a guardar en el congelador.
Una hora antes de servir sacamos la tarta del congelador para que se vaya atemperando y ¡a disfrutar!.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.