Tejas de Almendra y Chocolate Caliente Especiado

Tejas de Almendra y Chocolate Caliente Especiado
12 enero 2018 Quepuedocomer

¿Recordáis esa sensación de una tarde de invierno en la que necesitáis algo dulce, calentito y hecho en casa? Nosotros sí, y por eso ahora que el frío aprieta desde Qué Puedo Comer os queremos solucionar uno de esos antojos con una receta fácil y de las de toda la vida: tejas de almendra. Además, si lo acompañáis de este chocolate especiado, está de vicio. ¿Preparados? ¡Comenzamos!

Ingredientes:

Para las tejas: 
80 gr. de azúcar
2 claras de huevo
50 gr. de harina (podéis utilizar cualquiera sin gluten)
50 gr. de mantequilla fundida
40 gr. de almendras picadas

Para el chocolate especiado:
500 ml leche (con o sin lactosa)
1 clavo de olor
Una pizca de cardamomo
Una pizca de nuez moscada
Una rama de canela
80 gr chocolate a la taza (aprox. cuatro cucharadas)

Elaboración:

PIMG_4950-001reparación del chocolate especiado:

Ponemos la leche en un cazo, junto a las especias, y esperamos que hierva. Retiramos del fuego y dejamos en infusión unos cinco minutos. Retiramos el clavo y la rama de canela.
Añadimos el chocolate a la taza. Volvemos a llevar al fuego (al mínimo) y removemos hasta que vuelva a llegar a ebullición. Retiramos del fuego y dejamos reposar un minuto antes de servir.

Preparación de las tejas:

Bate las claras de huevo con el azúcar hasta que queden bien espumosas. Agregamos la mantequilla fundida y la harina previamente tamizada. Continuamos batiendo hasta conseguir una masa suave y homogénea, que no tenga grumos. Dejamos reposar la masa en el frigorífico durante un mínimo de dos horas antes de hornearla.
Sobre un papel de horno en una bandeja extendemos círculos de masa con una cuchara, deben quedar bien extendidos para que las tejas sean finas.
Espolvoreamos unas láminas de almendra y llevamos al horno, precalentado a 200 ºC, hasta que queden bien doradas.
Al sacar del horno y sin demora las despegamos con la ayuda de una espátula y las depositamos sobre una superficie cilíndrica, como por ejemplo un rodillo o una botella de vino. Con ello conseguiremos darles la forma curvada propia de las tejas.

Fuente: Cocinando con las chachas

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.