¡Vayámonos a disfrutar del puente sin gluten!

¡Vayámonos a disfrutar del puente sin gluten!
11 octubre 2017 Ana Ortega

Este agosto tenemos un estupendo puente que podemos aprovechar para hacer una escapadita. Si eres de esos afortunados que viajará este festivo y además eres celíaco, aquí os dejamos unos consejos para que la celiaquía no sea ningún problema durante vuestras mini vacaciones.

Viajar siendo celíaco

Todo celiaco debe planificar sus vacaciones algo más detalladamente que los que no lo son. Sin embargo, eso no quiere decir, ni mucho menos, que nuestra enfermedad tenga que ser condicionante para elegir el destino. A no ser que te hayas planteado disfrutar del puente de manera gastronómica, nunca hay que convertir la celiaquía en una prioridad. Soluciones alternativas hay en todos los lugares del mundo, así que piensa en el lugar que quieres visitar sin que la celiaquía sea un handicap.

Informarnos antes de viajar de los bares y restaurantes donde podremos seguir nuestra dieta sin gluten es algo muy normal en la planificación de un viaje, además de práctico, ya que te ahorrará mucho tiempo una vez allí. En el caso de que no haya mucha oferta, no pasa absolutamente nada, ¡los celiacos estamos hechos a prueba de bomba! Lo mejor en estos casos será llevar con nosotros productos básicos sin gluten como por ejemplo el pan. Hasta que te hagas con el sitio y encuentres los sitios adecuados siempre tendrás tus propias provisiones.

viajar sin glutenComo solemos decir, preguntar es siempre la opción mas acertada. En el caso de que encontremos un lugar en el que no estemos seguros de si podemos ingerir algunos de los alimentos, no hay que tener pudor en preguntar directamente a cocina. No hay que correr riesgos tontos y evitables. Si te encuentras en el extranjero y no dominas el idioma, existen unas tarjetas diseñadas donde se explica en diferentes idiomas tu situación y necesidades en cuanto la dieta celiaca. Esta enfermedad es conocida en todo el mundo, así que ellos sabrán como ayudarte.

Como detalle, os contaré que si decidís aventuraros a otro país fuera de occidente no os penséis que va a ser mucho mas costoso seguir vuestra dieta sin gluten, ya que cuanto menos industrializado esté un país, menos problemas tendremos con leer etiquetas de productos en los que no distinguimos almidones y aromas, y más sencillo tendremos ver directamente el alimento (mucho más natural) y distinguir lo que lleva.

En cuanto a asistir a franquicias que cocinan sin gluten en España o en tu ciudad con total confianza no es una buena opción sin antes consultar, ya que los convenios cambian y no siempre tienen por qué tener la misma carta.

Por último sólo nos queda deciros que ante todo está el disfrutar. Comprar o  comer fruta, verdura, arroz, queso, carne y pescado a la plancha o legumbres es una apuesta segura para todo celiaco en cualquier rincón de este mundo. Y si así os quedáis mas tranquilos, apostar por lo seguro, un snack sin gluten de casa nos salvará de cualquier infortunio. ¡Feliz puente!